Zona sur
Sábado 05 de Marzo de 2016

Voraz incendio destruyó una carpintería y un depósito de alimentos

Trabajaron tres dotaciones de Bomberos, Recursos Naturales y Defensa Civil con camiones hidrantes. Hubo pérdidas totales. Ocurrió en la madrugada en General Alvear.

Un voraz incendio que comenzó en una carpintería se propagó hacia un depósito de alimentos y ambos negocios sufrieron pérdidas totales.
Por más de tres horas tres dotaciones de bomberos más el apoyo hídrico de Recursos Naturales y los camiones tanques de la Municipalidad trabajaron en el lugar para sofocar las llamas que llegaron a supera los 10 metros de altura.  
Increíblemente, a la misma hora en que se solicitaba la presencia de Bomberos para rescatar a los heridos que estaban atrapados dentro de los automóviles que chocaron de frente en ruta 188 y calle 19 en Bowen, ingresó el llamado desesperado de los propietarios de una carpintería en Granaderos y Fray Luis Beltrán de ciudad que se estaba incendiando.
“Fue una madrugada con bastante trabajo y hechos lamentables, con diferencia de dos minutos ingresaron las novedades al 911. Cuando la autobomba ya había salido al accidente en ruta 188, ingresa otro llamado con la novedad de un incendio en una carpintería”, indicó comisario Marcelo Calipo.
Según aclaró el jefe de la policía Alvearense, en principio el personal de bomberos acudió a la zona del siniestro vial   “porque habían personas atrapadas y con vida y había que rescatarlas” y mientras tanto “pedimos la presencia del camión de Recursos Naturales para combatir el fuego en la carpintería”.
A medida que los minutos pasaban y las llamas se tornaban cada vez más voraces extendiéndose desde la carpintería hacia el depósitos de alimentos y las casas vecinas y comercios de la zona comenzaron a estar en peligro, se sumaron las dotaciones de Bomberos Voluntarios de Bowen y Villa Atuel, este último distrito de San Rafael, Bomberos de Alvear al regreso del accidente y además dos camiones hidrantes de la Municipalidad más personal de Defensa Civil.    
“Se tornó realmente muy grande, las llamas superaban los 10 metros de altura y teníamos miedo que además estuvieron en riesgo las casas de familia y otros comercios”, sostuvo Calipo.
 Ante esta situación, mientras un grupo atacaba el corazón del incendio, los demás enfriaban las paredes lindantes de la carpintería y el depósito de alimentos para que no se propagara”.
Alrededor de las siete de la mañana del sábado, los bomberos lograron extinguir las llamas aunque la tarea continúo por un largo rato más.  
“Lamentablemente hubo pérdidas totales, ahora habrá que ver si fue por un desperfecto como un cortocircuito o fue algo intencional, eso será trabajo de los peritos”, concluyó el comisario.

Comentarios