San Rafael
Domingo 02 de Octubre de 2011

"Voy a poder caminar tranquilo por San Rafael" señaló Jaque en el almuerzo de las Fuerzas Vivas

Hubo más de 650 invitados y estuvieron todos los candidatos a gobernador de la provincia. Jaque y Asens se repartieron mutuos elogios y el gobernador llamó a los candidatos a continuar con el método del diálogo y el trabajo coordinado con la Cámara.

Este domingo en el predio del Algarrobal se desarrolló el tradicional almuerzo de las “Fuerzas Vivas”. Allí el gobernador Celso Jaque habló por última vez como mandatario de la provincia y resaltó que "voy a poder caminar tranquilo por San Rafael porque durante esta gestión se concretaron muchísimas obras para el sur mendocino".

Durante el evento hicieron uso de la palabra el presidente de la cámara empresarial y el titular del poder ejecutivo provincial. Ambos se repartieron elogios y ponderaron los logros de ambas gestiones.

Jaque anunció la implementación del plan forrajero, una vieja demanda de la específica ganadera y firmó un convenio para potenciar la marca San Rafael en la industria vitivinícola.

Asimismo anunció subsidios para el sector ganadero por más de 1.950.000 pesos  y otro para desarrollar al bulevar de la zona oeste para convertirlo en un paseo de compras a cielo abierto.

El gobernador escuchó algunos reclamos de la Cámara y admitió que varias obras todavía “no se pudieron concretar” como la reparación de algunas rutas, el desarrollo turístico del Cañon del Diamante y la puesta en valor del fuerte San Rafael del Diamante en la villa 25 de Mayo.

Sin embargo ponderó que en estos cuatro años, “nuestra gestión trató de cumplir con el sur mendocino por las iniciativas de la Cámara siempre fueron escuchadas y muchas de ellas se pusieron en funcionamiento”.

Entre estas obras destacó “el tendido de la red monofilar, la concreción de la línea Comahue Cuyo, la construcción de 27 kilómetros de cloacas en el Valle Grande, el avance en las negociaciones por el paso Las Leñas, la instrumentación de créditos para la malla antigranizo, los fideicomisos para el durazno y el riego, el plan estratégico vitícola , la impermeabilización del canal marginal del Atuel y el asfalto de accesos principales a la ciudad.

El mandatario le pidió a los candidatos que si les toca gobernar, sigan este proceso de diálogo para que seguir construyendo el futuro de Mendoza.

Antes de las palabras del gobernador, Pablo Asens destacó “el trabajo en equipo que hizo la entidad con el gobierno provincial” , asimismo remarcó la necesidad de mejorar la rentabilidad de la producción local y las obras relacionadas al agua.

En este ítem pidió por el trasvasamiento de las aguas del río Grande al Atuel , una iniciativa que data de 1912, la construcción de Portezuelo del Viento y la necesidad de que el resarcimiento por las aguas claras se afecte a la impermeabilización de canales y a créditos para mejorar el riego intra fincas.

Respecto al paso Las Leñas, Asens le pidió a los legisladores y a los funcionarios “que sigan  trabajando para que el proyecto sea un realidad”.

La presión tributaria y las resoluciones de la AFIP fueron objeto de las críticas del empresario que le solicitó al gobernador y a los diputados nacionales y senadores un rol protagónico para que se deroguen.

Entre las anécdotas del almuerzo podemos destacar que el último en llegar fue Roberto Iglesias quien arribó al predio a las 3 de la tarde. Iglesias llegó en una avioneta desde Rivadavia, en donde estaba asisitendo a la Feria Agro Industrial, y a donde volvió inmediatamente de terminada su participación en el almuerzo. El primero en cambio en hacer su aparición fue Luis Rosales que estuvo acompañado por Enzo Orosito.

El intendente Emir Félix apareció cuando los comensales ya se habían sentado a la mesa y de muy buen humor atendió al periodismo destacando “la importancia que tiene el evento para el departamento”.

Por su parte Francisco Pérez no se sentó a la mesa que compartieron Celso Jaque y Alejandro Cazabán con Omar y Emir Félix. 

En general se vivió un clima de sana convivencia entre los candidatos y el único atisbo de tensión, lo generaron los radicales, que mantuvieron un rostro adusto mientras Jaque hablaba y no lo aplaudieron nada más que en el comienzo y en el final, pero nunca en ninguna de las muchas interrupciones que con sus aplausos el público genero a lo largo del discurso del gobernador. 

Comentarios