Deportes
Sábado 24 de Diciembre de 2011

Vuelve la NBA action

En Navidad habrá cinco partidos para comenzar la temporada "corta" (sólo jugarán 66 partidos por equipo) después del bloqueo. Dallas Mavericks, último campeón, recibirá a Miami Heat.

La NBA regresará este domingo a la actividad después de largos meses de incertidumbre por el cierre patronal, que provocó una reducción de la temporada a 66 partidos y tuvo un gran perdedor: el comisionado David Stern.

Cinco partidos se disputarán, el más esperado será entre los campeones Dallas Mavericks y Miami Heat, en el American Airlines Center, de Dallas.

A pocas horas del inicio, el alemán Dirk Nowitzki mostró satisfacción por el regreso e insistió en que confía en las posibilidades del equipo para volver a conquistar el anillo de campeón. “Muchos no creen en nosotros, pero el año pasado tampoco éramos favoritos”, dijo el ala pivot, cuyo equipo derrotó en la final a Miami.

El choque Mavericks-Heat coloca en la apertura a los dos finalistas de la temporada anterior, un hecho que no ocurría desde 1998/99 cuando también se redujo la temporada por falta de un acuerdo laboral.

Para Nowitzki habrá gran lucha en la Conferencia Oeste con la presencia de Los Ángeles Lakers y San Antonio Spurs, además de Memphis Grizzlies y Los Ángeles Clippers, que ahora poseen a Chris Paul, Chauncey Billups y Caron Butler, junto a Blake Griffin, el mejor novato del 2011.

También en la fecha de apertura chocarán Lakers-Chicago Bulls, Boston Celtics-New York Knicks, Orlando Magic-Oklahoma City Thunder y Clippers-Golden State Warriors.

Para llegar a esto hubo que atravesar un largo camino de discusiones e intransigencia que se extendió durante 149 días y mantuvo en duda el futuro de la contienda.

Aunque intentó mostrarse como un mediador equilibrado, Stern manejó el lockout con clara inclinación hacia los propietarios, lo que derivó en repetidas quejas de los jugadores.

Aprobado el nuevo convenio, Stern volvió a ser centro de críticas al convertirse en freno del pase del español Pau Gasol y Lamar Odom de los Lakers en un intercambio con el base Chris Paul, quien finalmente recaló en los Clippers.

Stern señaló que impedía el cambio por los “mejores intereses del baloncesto”, pero el base de los Lakers, Derek Fischer, presidente del gremio de jugadores, expresó estar “en desacuerdo con lo que hizo el comisionado, la NBA o los dueños para detener el cambio”.

El “caso Paul”, finalmente cedido a Los Ángeles Clippers para disminuir la tensión, multiplicó las críticas hacia los Hornets, que están bajo propiedad mayoritaria de la NBA y, por ende, de la decisión del propio David Stern.
 

Comentarios