Política
Martes 04 de Octubre de 2016

Vuelve la puja salarial entre el Gobierno de Mendoza y los gremios

En alerta. ATE salió a rechazar un posible aumento acorde con la inflación, que se proyecta en el 17%.

El 2016 todavía no termina y los estatales ya abrieron el paraguas: se adelantaron a los ofrecimientos oficiales sobre aumentos, y en virtud a lo ocurrido durante el 2016, en el que a los empleados públicos se les dio un aumento acorde con la inflación proyectada y se concretó por decreto, salieron a decir que el próximo año no lo permitirán.

Esto fue luego de que el Gobierno de Mendoza hiciera oficial la pauta del año 2017, en la que se prevé una inflación anual del 17%, en consonancia con lo propuesto en el Presupuesto elaborado por el Gobierno Nacional.

"Desde ya decimos que estamos en desacuerdo con un techo del 17% impuesto por el Gobierno de Mendoza, que no cumple con las necesidades reales que tenemos en la provincia. Hoy la canasta familiar llega a 20.960 pesos; acorde con esa cifra es lo que pediremos", se despachó Roberto Macho, secretario general de ATE. Al tiempo, aseguró que debatirán en plenario un plan de lucha por si el Ejecutivo persiste en esta postura.

Por su parte, el ministro de Hacienda de Mendoza, Martín Kerchner, aseguró que el gobierno de Alfredo Cornejo no le ha puesto un techo a la paritaria, aunque agregó "siempre y cuando los gremios sean razonables con lo que piden".

Qué piden los estatales
El secretario general de ATE Mendoza aseguró que ellos pedirán un monto de aumento acorde con la canasta familiar. "En nuestra provincia la canasta familiar está valuada en 20.960 pesos", sostuvo el gremialista.

Por otra parte, aseguró que van a pedirle al Ejecutivo un incremento del 20% más, para concluir el 2016, y que no van a aceptar "limosnas", refiriéndose a un bono de fin de año que se proyecta otorgar a nivel nacional y en algunas provincias (ver aparte).

Palabra oficial
Consultado acerca de estas afirmaciones del secretario general de ATE, el ministro de Hacienda sostuvo que ellos no han informado oficialmente un porcentaje de aumento salarial determinado.

"Dependerá de los recursos con los que contemos y de lo que se acuerde en paritarias", aseveró el funcionario.

Sin embargo, admitió que durante la emisión del programa radial Acceso directo, del sábado 1 de octubre, que se emite por Radio Nihuil con la conducción de Carlos Hernández, dio un indicio de lo que el Gobierno puede llegar a ofrecer en materia de incremento salarial. En un punto, homologó el posible aumento con la inflación proyectada para el próximo año, que será el 17%. Puntualmente, la frase que el ministro utilizó fue "la verdad que lo ideal sería dar ese aumento, a los efectos de que el salario del trabajador del Estado no pierda poder adquisitivo por los incrementos de precios; ahora, si la inflación es menor será menor, y si la inflación es mayor será mayor" .

De todas maneras, subrayó y dejó en claro que la paritaria no tiene techo, pero sin dejar de afirmar que "no vamos a poder cumplir locuras. Las locuras que llevaron a esta provincia a no poder pagar los sueldos".

En el mismo sentido, agregó "yo he sido muy respetuoso de no poner un límite, siempre y cuando lo que se pida en paritarias por parte de los sindicatos sea razonable. La provincia no puede parar de ofrecer los servicios que ofrece ni de funcionar para pagarles a los gremios lo que piden", manifestó.

ATE advierte sobre posibles despidos
Además de quererle marcar la cancha al gobierno acerca de lo que piensan de un aumento del orden del 17%, Macho también aseguró que "se viene una ola de despidos en Estado" haciendo referencia a la situación de la DINAF.

Esto, porque en el nuevo proyecto de ley de niñez y adolescencia que se está debatiendo en Legislatura, una de las intenciones es la de producir cambios sustanciales en este organismo, particularmente en el Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil, ex COSE. Según asegura el sindicalista, el gobierno quiere dejar afuera a mil trabajadores de esta dependencia.

Sin embargo, el ministro no se hizo cargo de lo que asegura el secretario general de ATE. "Nos acusaron de que íbamos a echar a todos los empleados públicos. Los desvinculados no llegan ni a 300, incluida la gente del casino. No habrá una ola de despidos, como lo afirma Roberto Macho. No sé de dónde sacan esta información".

Para los estatales el bono de fin de año es una limosna que no quieren
Consultado acerca de qué harán si el Gobierno les ofrece un bono de fin de año a modo de ayuda económica, medida que el Gobierno nacional implementará tras un pedido de las CGT, el secretario general de ATE, Roberto Macho, aseguró que "para nosotros esto es una limosna, no lo queremos. Lo que buscamos es un aumento salarial genuino, porque nos lo hemos ganado", dijo, y agregó que debe ser de por lo menos el 20% para llegar a fin del 2016 sin haber perdido todo el aumento salarial por la inflación.

En tanto, el ministro de Hacienda Martín Kerchner ni siquiera dio luz verde a la posibilidad del bono, que sería de alrededor de los $750. Dijo que habrá que estudiarlo.
Fuente: UNO MZA

Comentarios