Política
Jueves 06 de Agosto de 2015

Walther Marcolini en desacuerdo con el dietazo insistirá con el desenganche del sueldo del Gobernador

El intendente electo de Alvear le solicitó a los ediles de su partido que al menos donen el aumento. Además de congelar salarios de la clase politica, pretenden que la actualización de haberes no supere el 80% de lo que obtengan los trabajadores en paritarias.

El intendente electo Walther Marcolini se mostró en desacuerdo con el incremento de la clase política de funcionarios y legisladores provinciales, que repercute en los salarios de los integrantes del gabinete departamental y concejales alvearenses porque también están enganchados al sueldo de Francisco Pérez, y aseguró que ya les solicitó a los ediles de su partido que al menos donen el incremento.
“Conversé con los concejales de mi partido y les solicité una de máxima y una de mínima, por los menos que tomen la misma decisión que adoptaron los legisladores de la UCR y otros partidos que van a donar el aumento”, afirmó el intendente electo.
Al cabo de una presentación que realizó el diputado nacional Enrique Vaquié en Alvear, el jefe comunal electo recordó su promesa de campaña y reiteró que congelará por un año los salarios de sus funcionarios y no sólo pedirá que los ediles lo acompañen sino que además avanzará con la propuesta de desengancharse del sueldo del Gobernador para contar con una escala salarial propia.
“El compromiso público que asumí con la ciudadanía alvearense, y que estoy totalmente decidido a llevarlo adelante, es congelar los salarios hasta la paritaria del 2017 para funcionarios municipales y también voy a invitar a los concejales para llevar esto adelante”, insistió.
La intención de Marcolini es durante el transcurso del año entrante “proponer el desenganche del Gobernador y una pauta salarial que a partir de la negociación colectiva del 2017 el aumento para la clase política, empezando por el intendente, va a ser el 80% en relación al aumento que hayan conseguido los empleados en las paritarias. Si los trabajadores consiguieron un incremento del 30%, para los funcionarios será del 24%”, indicó.
El intendente que asumirá al frente del palacio municipal el 10 de diciembre consideró que es necesario “aplanar la pirámide salarial y favorecer a las clases más bajas que son las más mal pagas”.

Comentarios