Política
Viernes 11 de Diciembre de 2015

Walther Marcolini juró como intendente de Alvear

Reiteró que va a hacer más eficiente el gasto y por eso ya cortó 200 líneas de celulares y de entrada ahorró dos millones y medio de pesos con el congelamiento de sueldos de los funcionarios.

Al cabo de una transacción de cinco meses y medios, Walther Marcolini se convirtió en el séptimo intendente alvearense desde que se restauró la democracia en 1983 y el número 28 en la historia departamental y de esa forma el radical cortó una racha de 12 años consecutivos de Juan Carlos De Paolo y puso fin al justicialismo manejando los destinos de la comuna sureña.
El traspaso de mando se concretó en la mañana en el palacio comunal mientras que el acto donde Marcolini juró como intendente fue en horario nocturno ante una multitud que colmó la plaza Carlos María de Alvear.
Desde el Ejecutivo mendocino lo acompañaron la vicegobernadora Laura Montero y el ministro  Enrique Vaquié, titular de la cartera de Economía, Infraestructura y Energía. De Paolo también participó en ambas ceremonias.
Entre los principales anuncios del flamante jefe comunal, reiteró que avanzará con la iniciativa de convertir a Alvear en un polo productor de energía.
“Es uno de los grandes proyectos que apunta a crear empresas sanas y que transforme a Alvear en un productor de energías limpias con la construcción de la planta de energía termosolar”, afirmó.  
Por la mañana no vaciló en decirles a sus funcionarios que “no voy a tolerar ningún acto de corrupción” y en la noche reiteró que quiere “hacer el gasto más eficiente” y como muestra volvió a decir que congeló los sueldos de los funcionarios y también el suyo hasta la paritaria de los municipales en 2017 con lo que planea producir un ahorro de unos $2.500.000. Además ya canceló 200 líneas de telefonía celular que pagaba la comuna. 
Para el sector agrícola, sector con quien aseguró que tienen “un compromiso especial”  hablo de trabajar codo a codo con la gestión provincial para mejorar la rentabilidad y en lo estrictamente local  sostuvo que construirá un parque industrial en Bowen para la radicación de empresas de origen agropecuario.
En materia ganadera quiere que el matadero frigorífico, que no pudo terminar la gestión anterior, tenga el sello de “tránsito federal”. Acueductos, rolado de campos, mejorar los caminos ganaderos y la electrificación rural serán sus ejes de trabajo con el sector ganadero.  
Anunció la concreción de un desarrollo urbanístico medioambiental con el Parque del Agua en las 127 hectáreas (en el sector oeste de la ciudad, a orillas del río Atuel conocidas como parque Los Ranqueles)  que eran tierras fiscales y fueron transferidas por la Legislatura al municipio en agosto pasado. La creación del parque del Bicentenario en la laguna El Trapal.   
La seguridad también estuvo presente en el discurso Marcolini, después de asegurar que trabajará fuertemente en la prevención del flagelo de la droga y anunció la apertura de un hogar para tratamiento de adicciones en Alvear Oeste, dijo que aspira a que con el tiempo “cada uno de los ingresos a General Alvear” cuente con una infraestructura acorde para recibir a los viajeros pero que además permitan montar puestos de control policial con cámaras de seguridad y hasta escáner móviles.
En temas de medio ambiente ratificó su defensa de la ley 7722 pero no solo quedó ahí, habló de repotenciar la planta de residuos sólidos urbanos con un fuerte plan de concientización para la separación de la basura en las casas y por eso “pido a los vecinos que nos ayuden” al tiempo que les recordó que así “como tienen derechos también tienen obligaciones”.   

Comentarios