Deportes
Jueves 27 de Agosto de 2015

Wanda compró los derechos de Ironman por 650 millones de dólares

El multimillonario chino anunció la compra de la compañía Triathlon Corporation, dueña de los derechos de pruebas deportivas de resistencia. 

El gigante chino Dalian Wanda anunció la compra por 650 millones de dólares de la totalidad de la compañía Triathlon Corporation, con sede en Florida, Estados Unidos, dueña de los derechos de pruebas deportivas de resistencia como Ironman. 
Triathlon es la tercera adquisición de Wanda en el ámbito del deporte internacional en lo que va de año, después de que en enero compró el 20 % de las acciones del Atlético de Madrid, según despacho de EFE.
Con esta operación, "Wanda se convertirá en la mayor compañía de operaciones deportiva", indicó la corporación china, que presentó hoy la adquisición en uno de los hoteles de la compañía en Beijing.
Además, en febrero Wanda compró la suiza Infront, una de las mayores empresas mundiales de derechos deportivos.
El presidente de la compañía china, Wang Jianlin, subrayó que esta adquisición "completa" la formación de la rama de deportes de Wanda, que incluye organización de eventos, representación de atletas, márketing y emisión de competiciones, así como su inversión directa en el Atlético de Madrid.
Wang admitió, no obstante que China aún está detrás de algunos países occidentales en este sector, y afirmó que cree que "ahora, tras años de mejora económica, la población (china) tiene más apetito cultural y deportivo", por lo que se comprometió a "promover lo mejor posible" estos eventos en el gigante asiático.
Los triatlón están "en la cúspide de la explosión en China, con un brillante futuro por delante", y que, "mientras el país entra en el rango de las naciones de ingresos medios, la ciudadanía presta más atención a la formación física y espiritual", señala en un comunicado la compañía.
"China tiene millones de ciclistas y decenas de millones de atletas, por lo que el potencial para la participación en un triatlón es enorme", asegura la nota.
Wang no olvidó destacar que una de las exigencias de la compañía es que se vigile "la calidad del agua", ya que el Ironman consta de 3,86 kilómetros de natación, 180 de ciclismo y 42,2 de carrera a pie, y, según varios informes, la mitad de los ríos y un 40 por ciento de los lagos de China están contaminados.

Comentarios