Más noticias
Viernes 02 de Septiembre de 2011

Y sí... se iba a escapar: un reo logró que le pusieran el brazalete electrónico en una prótesis

Un hombre en prisión domiciliaria consiguió que le pusieran el dispositivo de control de la policía en una prótesis. Christopher Lowcock, de 29 años, vendó la falsa pierna y logró hacerla pasar por real. Así que dejaba la prótesis en casa y salía a pasear incumpliendo la ley.

Los dos empleados engañados fueron despedidos por la empresa británica de seguridad encargada de este trabajo.

El incidente ocurrió cuando la empresa británica G4S instaló el brazalete de monitorización electrónico a Lowcock, obligado a permanecer en su casa, en Rochdale, en el noroeste de Inglaterra, según publica SkyNews.

El hombre cumplía prisión domiciliaria por delitos de tráfico de drogas, armas y faltas de tráfico.

La compañía G4S reveló que sospecharon que algo no estaba funcionando bien y regresaron a la casa de Lowcock a verificarlo, pero no estaba; después de una comprobación descubrieron que Lowcock se encontraba tras la rejas, por un delito de tráfico.

La empresa aseguró que los dos empleados burlados por el detenido fueron despedidos por cometer lo que calificó como una ofensa disciplinaria grave.

La compañía informó que el segundo empleado que fue a revisar el dispositivo electrónico en la casa del sujeto también fue despedido por no haberse dado cuenta del engaño.

En un comunicado, el ministerio de Justicia del Reino Unido informó que "evidentemente" los procedimientos "no fueron seguidos en este caso y G4S ha tomado medidas contra el personal involucrado".

"(Los movimientos de) dos mil detenidos son controlados cada semana (por medio de brazaletes electrónico) y casos como este son muy raros", dijo un portavoz del Gobierno.

"En este caso en particular, dos empleados fallaron en seguir los procedimientos correctos cuando instalaron el brazalete. Ellos debieron haberse dado cuenta que se trataba de una prótesis".
 

Comentarios