País
Martes 15 de Noviembre de 2016

Ya no tiene validez la figura del donante en el carnet de conducir

Una modificación en la Ley de Trasplante lo dejó sin efecto. No es necesario aportar la decisión al momento de renovar o sacar por primera vez el registro.

Aunque en el carnet de conducir nacional sigue figurando si la persona es o no donante de órganos y tejidos, eso ya no tiene validez, según informaron desde el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucuai).

Un cambio en la legislación sobre trasplantes lo dejó sin efecto, pero en Mendoza siguen preguntando sobre el tema y solicitando un certificado del Incucai que avale la manifestación de los conductores.

Julia Ferreyra, encargada del sistema informático del Incaimén (jurisdicción local del Incucai) contó que "vienen personas pidiendo el certificado del Incucai para presentar al momento de renovar el carnet de conducir. Acá les decimos que ya no es requisito tenerlo y que lo que les podemos hacer es que llenen el acta de donante expreso".

Esta aclaración surge porque a pesar de no tener validez, en los registros nacionales instalados en Mendoza (Guaymallén, Tunuyán, Lavalle, San Martín, Santa Rosa, San Carlos, Tupungato y Godoy Cruz) se les pide a los usuarios que en caso de querer figurar como donantes deben llevar un certificado del Incucai.

"Muchos no lo saben y piensan que si mueren en la calle les van a robar los órganos. Para ser apto la muerte debe ser en terapia intensiva y por muerte cerebral, por lo que todos los órganos siguen funcionando con máquinas específicas que lo permiten", continuó Ferreyra.

Cómo inscribirse
Actualmente son tres las formas de inscribirse como donante de órganos y tejidos. La más fácil es vía on line llenando un formulario simple e imprimiendo la manifestación. Además, puede solicitarse telefónicamente o dirigiéndose a las sedes jurisdireccionales del Incucai. En el caso de Mendoza, la sede está dentro del Hospital Central , en Mendoza Capital. Toda persona mayor de 18 años puede manifestar su posición.

De no existir manifestación expresa del difunto, la Ley de Trasplante presume que la persona es donante. En esos casos el organismo responsable solicita a la familia su testimonio sobre la última voluntad del fallecido y según lo que los allegados digan se realiza o no la donación de los órganos.

Desde el Incucai y también desde la sede local recordaron la importancia de conversar estos temas en familia, ya que es fundamental saber qué pensaba la persona.

"Lo último que vale es la decisión de cada persona", sintetizó Ferreyra.

Sólo ante una necesidad extrema y ante la falta de donantes fallecidos se puede plantear la posibilidad de un donante vivo. Para ello debe existir un vínculo familiar entre los trasplantados y la alternativa refiere únicamente a los casos renales y hepáticos.

El órgano más común que se dona en vida es el riñón, por la alta posibilidad de sobrevivir con uno solo en funcionamiento.

-Los órganos que se trasplantan en el país son riñón, hígado, corazón, pulmón, páncreas e intestino. En tejidos: córneas, piel, huesos, válvulas cardíacas. En ambos casos los trasplantes se efectúan a partir de donantes fallecidos.
-Participantes. En un operativo de donación participan hasta 150 profesionales, que asumen el compromiso de concretar la voluntad del donante y la esperanza de los pacientes en lista de espera.

canales-de-informacion.jpg

Comentarios