Alvear
Martes 11 de Julio de 2017

Accidentes domésticos: principal causa de quemaduras en niños

Los especialistas Franco Rosso y Dario Biancotti aseguraron que predominan más los pacientes pediátricos. Los encargados del área de Quemados del hospital Schestakow estuvieron en Alvear capacitando a los enfermeros.

General Alvear. En una época donde la mirada familiar está puesta en el cuidado para escaparle a los virus predominantes en el invierno que se traducen en enfermedades respiratorias, los cirujanos plásticos y especialistas en quemados Franco Rosso y Darío Biancotti recalaron en Alvear para brindar una capacitación al personal de enfermería. Y de paso recordaron que, en general, la primera causa de muerte, y en particular niños, son los incidentes domésticos.
Dentro de ese rubro negro, una de las causas habituales son los accidentes con quemaduras.
"Es raro ver que muera un niño por una enfermedad, que una gripe se transforme en neumonía y después lo lleve a la muerte, pero no es raro ver que muera un niño por una quemadura grave a causa de un accidente doméstico", remarcaron los profesionales en diálogo con UNO San Rafael.
La instrucción al personal de enfermería del Área Departamental de Salud y el hospital Enfermeros Argentinos fue por iniciativa de la Residencia de Enfermeros Comunitarios. El objetivo fue unificar criterios y estandarizar protocolos para el tratamiento de pacientes quemados con el fin de acotar las derivaciones que por momentos se traducen en colapsos en el área de Quemados del Hospital Schestakow.
"Hay pacientes que se pueden tratar a nivel local sin necesidad de que sean derivados a San Rafael, con todo lo que eso implica para una familia el tener que trasladarse. Lo que buscamos es unificar criterios en el tratamiento de pacientes quemados y así hablamos todos el mismo idioma", comentaron los profesionales.
Fuera de la formalidad de la capacitación, tanto Biancotti como Rosso fueron tajantes al momento de hacer un balance sobre los casos que reciben habitualmente.
"Lo que predominan más son los pacientes pediátricos y la principal causa son los accidentes domésticos", dijo sin rodeos Biancotti.
Dentro de ese rango es típico "en niños que están aprendiendo a caminar las quemaduras en las manos porque tocaron el horno, el calefactor o la plancha. A partir del año las quemaduras con agua hirviendo. Mientras que en los adultos lo que predomina es el quemado con fuego, por ejemplo haciendo un asado o puede ser un alcohólico que se quedó dormido y cayó sobre una estufa o el calefactor", detalló Rosso.
En cuanto a los tratamientos a seguir con una persona que sufrió una quemadura, ambos médicos remarcaron que la primera y más importante medida es "evitarla".
Lo que parece una reducción simplista de la situación y por supuesto una obviedad, no es tan así cuando se analiza el problema a través de los ojos de los profesionales.
"Tenemos mucho paciente pediátrico y el accidente doméstico es el que más predomina, pero si es un accidente se puede prevenir", señalaron.
Tener fija la cocina, utilizar más la hornalla de atrás, rodear calefactores o estufas a leña son medidas básicas y sencillas que pueden prevenir una tragedia.
Malas costumbres: lo que nunca se debe hacer
Hay dos costumbres muy arraigadas en la gente que en realidad no se deben hacer nunca al momento de asistir a un niño o adulto que sufrió una quemadura.
La primera costumbre es colocar cremas o incluso pasta dental para refrescar la zona. Error, eso jamás se hace. Solamente "enfriar la zona afectada, envolver con una toalla y buscar asistencia médica", dijo Biancotti.
La segunda situación que está ligada a una idea errónea es "no tocar nada". Todo lo contrario, "hay que eliminar el agente agresor. Si se cayó agua hirviendo o una prenda se prendió fuego hay que sacarla cuanto antes", aclaró Rosso.

Comentarios