Alvear
Martes 27 de Junio de 2017

Rescataron a seis abuelos de un geriátrico clandestino en Alvear

Presentaba pésimas condiciones edilicias, falta de higiene y de medidas de seguridad.

En un operativo conjunto entre Inspección General de la Municipalidad alvearense, la División Investigaciones y el Cuarto Juzgado de Instrucción, clausuraron un geriátrico clandestino y rescataron a seis abuelos que estaban recluidos en ese lugar plagado de falencias edilicias, de higiene y de medidas de seguridad.
Los ancianos, con edades que van de los 78 a los 91 años, fueron trasladados al hospital Enfermeros Argentinos para un examen médico general y luego entregado a sus familiares. Sólo una persona no tenía familia y desde la Comuna iniciaron los trámites para ingresarla al asilo de ancianos de Alvear.
En paralelo, la Justicia inició una causa en "averiguación abandono de persona".
La propietaria del geriátrico trucho ya había tenido un internado para el cuidado de adultos mayores que también fue clausurado y en 2015 estuvo involucrada en una causa por estafar a uno de los abuelos que por entonces estaba bajo su cuidado.
"Llevaba 15 días funcionando y estaba totalmente clandestino. Por la Municipalidad nunca pasó para iniciar un trámite. No existía expediente alguno", confirmó Belén Casado, titular de Inspección General de la comuna.
El operativo comenzó con un llamado anónimo que recibieron en Inspección.
De inmediato, desde el Municipio contactaron a la Policía y solicitaron la intervención de la Justicia para que emitiera la orden para ingresar sin restricciones a la propiedad emplazada en Pedro Goyena 143 de Alvear.
"Trabajamos en conjunto y debo decir que fue de manera rápida, hubo predisposición tanto de la Policía como el juez (Ignacio Olmedo). Acá hay que pensar en lo primero que es la condición de los abuelos", indicó Casado.
Cuando ingresaron al geriátrico había seis personas internadas. Convivían en una casa que tenía solamente dos habitaciones (cuatro hombres dormían en una pieza y en la otra dos damas), serios problemas edilicios, medidas de seguridad altamente deficitarias o inexistentes y "una falta de higiene absoluta", subrayó la funcionaria.
"Ese lugar no reunía ni el más mínimo requisito para funcionar. Estaba en un estado calamitoso. Además en los días que estuvieron jamás los visitó un médico para ver si era gente con alguna afección o necesitaba medicamentos específicos", agregó.
Por último y a modo de reflexión, Belén Casado se preguntó "¿dónde está la responsabilidad familiar?". Y acto seguido redondeó la idea: "Nosotros asumimos la responsabilidad como Estado pero los familiares cómo dejan a los abuelos en ese lugar".
Clausura y estafa
La propietaria del geriátrico que funcionaba de manera clandestina ya había incursionado en ese rubro y también se lo clausuraron por no estar en regla. El internado estaba emplazado en Fray Luis Beltrán, a metros de la plazoleta Sarmiento en Ciudad.
En marzo de 2015 la mujer tuvo una causa por estafa. La imputación fue por solicitar en Anses a nombre de uno de los ancianos a su cuidado la entonces Tarjeta Argenta y emplearla para realizar compras por unos $20.000 en comercios de Alvear y San Rafael.
La denuncia la realizó un familiar del hombre de 75 años cuando recibieron el resumen de la tarjeta.

Comentarios