Más noticias
Miércoles 14 de Diciembre de 2011

Zulemita Menem fue condenada a pagarle $56 mil a una asistente por maltrato laboral

La hija del ex presidente Carlos Menem trató de "estúpida" y "abombada" a la mujer y la amenazó, entre otras agresiones. La empleada fue contratada durante la presidencia de su padre para trabajar en la “Biblioteca y Museo Dr. Carlos Saúl Menem”.

La hija del ex presidente Carlos Menem, Zulemita Menem, fue condenada por maltrato laboral y tendrá que indemnizar a una asistente personal por 56 mil pesos tras haberla agredido “psíquicamente”.

La empleada fue contratada durante la presidencia de Carlos Menem para trabajar en la “Biblioteca y Museo Dr. Carlos Saúl Menem”.

Luego de ello, siguió trabajando en forma conjunta para la Fundación Carlos Saúl Menem (h), Núñez Autos S.A. y Zulema María Eva Menem, por un sueldo mensual de mil dólares.

En el fallo de la Sala V de la Cámara Laboral consta que “el desempeño de la actora Ana Soberon fue en un ambiente laboral hostil, en el que recibió maltrato e insultos de la codemandada Menem y la imposición de tareas distintas para las que había sido contratada”, y que ello le generó estrés laboral.

Según el expediente, Soberon era maltratada y hostigada por Zulemita. Entre otros hechos, se comprobó que le dieron de baja las líneas de acceso telefónico que ella disponía, que controlaban sus llamadas y que era negada su presencia a quienes la llamaban.

También que Zulemita la trataba de “abombada”, y que la acusó de robar una caja de cubiertos de la vivienda. En una ocasión la hija del ex presidente la trató de “estúpida” porque había colaborado fuera de su horario de trabajo en la organización de la “Muestra Homenaje-Labruna” en el Club River Plate.

Además, Zulemita –según consta en el expediente- la criticaba por el modo en que se vestía y maquillaba. Tanto la hija del ex mandatario como su ex esposa, Zulema, le pedían tareas fuera de su horario de trabajo y en cualquier día de la semana, incluyendo días feriados e inhábiles.

Incluso, según la empleada, se veía “obligada a ocultar información vinculada con las demandadas ante posibles inspecciones o diligenciamiento de acciones judiciales”.

En noviembre de 2005 se tomó licencia médica y, allí, según la empleada, Zulemita tomó contacto telefónico con ella: “Tenés que volver al trabajo y pedirme perdón por tu mala actitud”; “Voy a hacer seguir tus pasos, yo tengo poder”; “Le voy a contar a todos qué clase de mujer sos, que cosa son tus hijos, que cosa es tu ex marido”; “Ya sos una mujer grande para conseguir trabajo en otra parte, yo conozco a todo el mundo y todos me cuentan todo, si querés buscar trabajo voy a dar malas referencias tuyas, vas a ver!”, le habría dicho.

A las pocas semanas se rompió el vínculo laboral y la empleada le inició una demanda.

Fuente: minutouno.com

Comentarios