Lunes 18 de Junio de 2018

"Apenas sucedió el accidente, puso primera y escapó", dijo el taxista

Carlos Torres fue el taxista que vio el accidente que le costó la vida a Marcela Quiroga. Luego le avisó a un compañero de trabajo, que fue el que siguió al conductor del Gol, el futbolista Mariano Encinas, que fue detenido e imputado en la causa.

Dos vecinos, entre ellos un taxista, fueron testigos directos del accidente sucedido el sábado a la madrugada en la esquina de San Martín y Telles Meneses que le costó la vida a Marcela Quiroga.

Ambos viven en esa esquina y uno de ellos, Carlos Torres, fue el taxista que le avisó a otro compañero para que siguiera al VW Gol, que participó del accidente y escapó del lugar del hecho.
Ese sábado a la madrugada, Torres regresó a su casa a buscar un abrigo, estacionó el taxi y fue rumbo a su casa para compartir unos mates con su mujer. Al abrir la puerta sintió un fuerte estampido y al girar la cabeza observó cómo el cuerpo de la mujer voló por el aire y el conductor del VW reiniciaba la marcha para escapar.
"Apenas sucedió el accidente, el conductor reinició la marcha y escapó por Telles Meneses hacia el este de la ciudad", recordó Carlos y agregó que " en ese instante salgo corriendo y a los insultos le pido que pare el auto pero no me hizo caso".
Al darse vuelta se encontró con un compañero de trabajo y le pidió "seguilo que se escapa y mi compañero no lo dudó mientras mi mujer llamaba al 911", señaló el taxista.
Torres al igual que Jorge Garro el otro testigo confirmaron que "el Gol frenó un instante y luego aceleró para escapar".
Quizás el peor momento vino después cuando Carlos agarró el celular de la mujer y al ver que estaba muerta llamó a la hija. A los pocos minutos apareció el esposo de Marcela que vive a tres cuadras del lugar y entre lágrimas abrazó el cuerpo de su esposa. Ya nada se pudo hacer, el tremendo golpe terminó con la vida de esta empleada que viajaba rumbo al trabajo cuando fue embestida por Mariano Encinas, futbolista de Huracán.
Encinas fue detenido en la puerta de su casa en Alemania y Los Abetos. La alcoholemia que se le practicó dio positiva y quedó detenido todo el fin de semana.
Este lunes la fiscal Andrea Rossi lo imputó en la causa que se investiga en averiguación homicidio culposo agravado por darse a la fuga.
La muerte de Marcela se viralizó en las redes sociales, vecinos del lugar la consideraban una mujer trabajadora y muy solidaria. Este domingo un grupo de motoqueros la acompañó hasta el Cementerio Central y en su paso por esa esquina tocaron bocina en honor a su amiga.
"La esquina es un peligro, queremos un semáforo", dijo Jorge Garro e invitó para este lunes a las 21 " a todos los vecinos para pedir seguridad".
Es que según Jorge "tenemos 3 a 4 choques mensuales porque no hay semáforos en el lugar".
marcela quiroga.jpg





Comentarios