Domingo 27 de Enero de 2019

Crimen de las israelíes: Creen que Gil Pereg vivía del tráfico de armas

Es una sospecha que tienen los investigadores en base a que el ahora detenido por el doble homicidio contaba con gran cantidad de armas y mucho dinero en efectivo.

En la truculenta historia de Nicolás Gil Pereg (36), el israelí imputado por matar a su madre, Pyrhia Sarusi (63) y a su tía, Lily Pereg (54) y enterrarlas en su propiedad, hay muchos interrogantes, pero el principal es de qué vivía, cómo se mantenía.

Esto porque, más allá de su estilo de vida que se asemeja a la indigencia, y a las empresas que registra a su nombre -pero que no existen en un lugar físico- el hombre tenía en sus posesiones, entre 2 y 3 millones de pesos. Una fuente de la investigación explicó que una de las hipótesis es que Gil Pereg se dedicara a vender armas en el mercado negro.

La hipótesis

Pero, ¿En qué se basa esta posibilidad que está en investigación?. En que el israelí tenía registradas más de 40 armas a su nombre y en su domicilio solo le encontraron cuatro.

Es más, por los testimonios del armero Aldo Chessi, Gil Pereg compró diez armas en su negocio. Lo hizo en el 2018, pero se las entregaron el 2 de enero pasado. Además, había adquirido el límite de municiones permitidas, unas 2000. ¿Dónde están esas armas? ¿qué hizo con las balas?. En este punto, y en que no se conoce que ejerciera alguna actividad remunerada es que se basa la conjetura.

Otro enigma lo representa una denuncia policial realizada hace tiempo por el actual imputado, en la que dio cuenta que le robaron 11 armas.

Sin abogado ni dinero

Actualmente, la representación legal de Nicolás Gil Pereg sólo la efectúa el defensor oficial. Esto porque la investigación judicial le secuestró el dinero que poseía, y que no se sabe (aún) cómo consiguió. Sólo podría pagar un representante particular de recuperar el monto de 2 millones de pesos que le hallaron en su precaria vivienda, pero esta situación aún no ocurre.

Fuente: Diario UNO de Mendoza

Comentarios