Rusia 2018
Viernes 29 de Junio de 2018

Argentina domina el historial mundialista ante Francia

Albicelestes y galos solo se han enfrentado en dos ocasiones en la historia de los Mundiales, antes de que Lionel Messi naciera y con resultado favorable para la Selección argentina.

Argentina y Francia solo se han enfrentado en dos ocasiones en la historia de los Mundiales, antes de que Lionel Messi naciera y con resultado favorable para la Selección albiceleste.

Las estadísticas marcan que en esos dos únicos enfrentamientos, la Selección se impuso con un triunfo 1-0 en Uruguay-1930 y, en casa, en 1978, con el 2-1 en el estadio Monumental, ambos en primera ronda.

Pero el saldo también es favorable para la albiceleste en partidos amistosos. En total se enfrentaron once veces: Argentina ganó seis partidos y marcó doce goles, Francia venció en dos ocasiones y convirtió siete goles, y empataron tres duelos.

El antecedente más próximo data del 11 de febrero de 2009, en un amistoso disputado en Marsella, cuando Diego Maradona dirigía a la Argentina.

Los goles los convirtieron Jonás Gutiérrez al minuto 41 y Lionel Messi siete minutos antes de la culminación del encuentro. De aquel plantel se repiten, además de Messi, Mascherano, Agüero y Di María.

Un partido en la Dictadura

"Argentina jugaba de local y no era algo simple para nosotros. Porque en virtud del contexto, con la Junta militar dirigida por el general Videla, los argentinos absolutamente debían ganar el Mundial en su casa. Había mucha presión", recordó el exatacante Bernard Lacombe, interrogado por la agencia internacional frances.

historial1.jpg

Antes de su partida hacia Argentina, los Bleus fueron interpelados por intelectuales y militantes de la sociedad civil, que reclamaron un boicot al torneo para denunciar el régimen dictatorial.

"Me costó comprender", confesó actualmente el exdefensor Marius Trésor. "Amnesty International quiso mezclar política y deporte y no quería que vayamos. Pero Francia no disputaba esta competición desde 1966. ¡Habíamos hecho todo para clasificarnos!", recordó.

Francia debutó en el Mundial-78 con una derrota contra Italia (2-1) y debía sacar un resultado contra los argentinos para seguir su aventura mundialista.

Cuando llegaron al césped, quedaron asombrados por el ambiente del estadio Monumental de Buenos Aires y los famosos "papelitos" de diarios cortados en cuadrados y los rollos de papel que los hinchas lanzaban generando el efecto de una guirnalda blanca.

"Recuerdo nuestro ingreso al campo de juego. Había una puerta en el piso para acceder al terreno y un tipo había abierto uno de los paneles para dejarnos pasar. 100.000 espectadores, con los papelitos. Estaban en trance. El estadio parecía moverse y te ponía la piel de gallina", contó Bernard Lacombe.

"Es uno de los más bonitos recuerdos visuales de mi larga carrera", comentó el expuntero izquierdo Didier Six a la AFP.

"Cuando estamos en el terreno, con tribunas sobre nosotros, todos esos papelitos que caían al campo, fue extraordinario", dijo.

El partido fue muy disputado, pero poco antes del descanso, llegó la jugada de la discordia y la que todavía los franceses recuerda.

"Fue un pase largo en profundidad para (el argentino Leopoldo) Luque, sobre la banda izquierda, mi costado derecho, me tiro, él falla su disparo. El balón me pasa entre las piernas y lo toco con la mano al caer al piso", explicó.

Y se quejó: "Era el país organizador, los árbitros no eran totalmente neutros. En ningún momento tuve intención de hacer mano y detrás mío no había un (jugador) argentino. No era un impedimento de una ocasión de gol. El árbitro suizo en principio pitó córner, pero luego cambió su decisión.

Daniel Passarella lo transformó en gol y puso en ventaja a la Albiceleste. Pero los franceses lograron la igualdad con un tanto de un joven Michel Platini, antes del tiro de gracia de Luque, que marcó a falta de quince minutos para el final y sentenció la eliminación de los Bleus.

Pero Didier Six había tenido la bocha del 2-1: "Tuve una en la mitad del segundo tiempo, que pasó apenitas por afuera del palo, la misma acción que en el Francia-Holanda por la clasificación al Mundial, en Argentina fue por la derecha y contra Holanda por la izquierda pero entró".