Fútbol Internacional
Miércoles 24 de Octubre de 2018

Así será la nueva Copa Libertadores

La Conmebol trabaja en el nuevo formato del torneo continental de clubes más importante, con novedades sustanciales.

Por Javier Lanza


La Confederación Sudamericana de Fútbol está a meses de tomar una decisión que cambiará el destino de la Copa Libertadores tal y como la conocimos hasta ahora. Es que para su edición de 2020 está muy cerca de concretar el regreso de los equipos mexicanos y el ingreso de los conjuntos de la MLS, y posiblemente, del campeón del Campeonato Canadiense. Sin embargo, para llegar a un acuerdo, la Conmebol deberá ceder en dos pedidos: que las finales de ambos torneos organizados por la entidad (Libertadores y Sudamericana) se jueguen allá (al menos en 2020) y que si un miembro de Concacaf gana la Libertadores podrá ir al Mundial de Clubes.

soto-nacho-fernandez-racing-river-copa-libertadores-octavos-de-final-09082018_1q0qchsnc67cd110syja4iyjeo.jpg

El origen

Luego de que los equipos mexicanos decidieran bajarse del torneo con el cambio de formato de disputa que la Conmebol dispuso para la edición 2017, los dirigentes sudamericanos hablaron varias veces con el presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, para convencerlo de que vuelvan a competir. Ante la negativa del mexicano, se entabló el contacto con el comisionado de la MLS, Don Garber, quien se mostró interesado en la propuesta y fue el que convenció a Bonilla de volver a ser parte de los torneos de Conmebol.

Canadá

En la negociación entre Concacaf y Conmebol se baraja la posibilidad de que también entre a la Libertadores el campeón de la Copa Voyageurs, que se le entrega al ganador del Campeonato Canadiense. Eso deja bastante contento al presidente de la Concacaf, el canadiense Víctor Montagliani, ya que los tres países del norte entrarían en la órbita de los torneos sudamericanos.

626911668.0.jpg

La final, en Estados Unidos

Dentro de los pedidos de Garber, hay uno que hace mucho ruido en los clubes sudamericanos que ya se enteraron de esto: el de organizar la final de la Copa Libertadores 2020 en suelo estadounidense. La idea del comisionado era inaugurar el estadio del Inter de Miami, la flamante franquicia que se sumará ese año a la liga yanqui, pero no llegarán con los tiempos. Entonces se piensa en el Sun Life (estadio de los Miami Dolphins, de la NFL) o en Los Angeles. El acuerdo final acerca de esto se anunciaría en marzo por pedido de la MLS.

Premios

Esta búsqueda por parte de la Conmebol a los equipos mexicanos y de la MLS no tiene otra intención que la económica. En Paraguay saben que abrir las puertas de Estados Unidos y México hará que los clubes sudamericanos reciban mucho más dinero del que reciben hoy en día. Para tener una idea, en la Fase de Grupos los equipos reciben 600 mil dólares por partido jugado como local y el campeón se lleva en total seis millones. Este arreglo sumaría varios ceros a los números finales.

DdsBlF_V4AcGxw6.jpg

Más participantes

Una de las preguntas que se hacen los clubes de estos lados es ¿cómo se harán con los cupos perdidos por los mexicanos en 2017? Obviamente, si este acuerdo se cierra, se prevé que aumentarán los equipos participantes (en 2018 son 47 equipos), lo que harán que las Fases previas tengan más rondas.

Logística

Un gran problema de la inclusión de los equipos de la Concacaf a los dos torneos de clubes que organiza la Conmebol es el traslado de los equipos. Un plan que se tiene en mente es que los equipos del norte compartan grupo y que los sudamericanos que viajen se queden durante una semana, con los costos pagos por la Concacaf. Este es un tema clave para la reinserción de los mexicanos en la Libertadores.