Deportes
Lunes 17 de Diciembre de 2018

Burdisso habló de la llegada del nuevo DT de Boca

"Tenemos muy en claro el perfil de entrenador que necesitamos. Tiene que ser un técnico que genere confianza e ilusión", aseguró el nuevo mánager xeneize.

El flamante director deportivo de Boca Juniors, Nicolás Burdisso, se mostró seguro sobre "el perfil de entrenador" que necesita el club en el actual momento histórico y, sin dar nombres, afirmó que el sucesor de Guillermo Barros Schelotto tendrá que "generar confianza e ilusión" en el hincha.

El ex marcador central, al ser presentado en conferencia de prensa por el presidente del club, Daniel Angelici, consideró "injusto" la especulación sobre nombres puntuales, por lo que no precisó si la lista de aspirante es más extensa de la ya conocida (Néstor Pekerman, Antonio Mohamed y Miguel Ángel Russo).

"No puedo hablar de nombres ni dejar de lado ninguna propuesta, pero tenemos muy en claro el perfil de entrenador que necesitamos. Tiene que ser un técnico que genere confianza e ilusión", contestó en sus primeras palabras como dirigente de Boca.

Burdisso, de 37 años, retirado de la actividad profesional en octubre pasado, aceptó que la elección del nuevo entrenador boquense estará condicionada por "el resultado de la final" de la Copa Libertadores perdida ante River Plate en Madrid.

"Es lógico que las condiciones hayan cambiado, tenemos que generar la misma ilusión que teníamos hace tres semanas", asumió Burdisso, que trabajará junto a su ex compañero en Boca Aníbal Matellán como secretario técnico

El ex defensor del seleccionado argentino, mundialista en Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, hizo hincapié en mostrarse seguro en su discurso, acaso para generar empatía en el golpeado pueblo "xeneize".

"Sabemos lo que queremos, donde queremos llegar y estamos trabajando para eso", contestó cuando se le preguntó si ya había gestiones por algún director técnico. "Entiendo el momento del club, de los futbolistas y del hincha", dijo cuándo se lo interrogó por la característica del sucesor de Barros Schelotto.

Burdisso entendió como "una posibilidad única" esta llegada a Boca, que le resultó "mucho más atractiva" por el hecho de haber sufrido recientemente una gran frustración deportiva como la derrota con River en la final de la Libertadores.

"Es un momento para construir algo desde abajo con nuestras ideas. Siempre supe que el fútbol no sólo era entrar a una cancha y también supe que cuando dejara de jugar iba a seguir ligado al fútbol. Hoy me toca este desafío, de tomas decisiones en base a mi experiencia, mi capacidad de liderar y mis conocimientos en el fútbol", aseveró.

Burdisso firmó contrato por dos años y confesó que su regreso a Boca le genera "emociones muy fuertes" porque era algo "esperado hace mucho tiempo".

El ex defensor marchó a Italia en 2004 y desde entonces completó allí toda su carrera profesional como futbolista de Inter de Milán, Roma, Genoa y Torino. Pese al largo desarraigo, aclaró: "Nunca dejé de ver el campeonato argentino ni de informarme".

Pero no quiso profundizar en una opinión sobre el actual plantel de Boca. "No me parece justo hacerlo ahora, es un plantel que fue planificado por un entrenador y que dio resultado y alegrías".
Burdisso jugó cinco años en Boca con notable éxito: fue campeón de tres Copas Libertadores (2000, 2001 y 2003), de dos Intercontinentales (2000 y 2003) y dos torneos locales (Apertura 2000 y 2003), todos al mando de Carlos Bianchi como técnico.