Deportes
Miércoles 14 de Febrero de 2018

Ciclismo con acento francés

Visitante. Hace tres meses que está en San Rafael, se llama Thibault Jeannes, es ciclista y viaja alrededor del mundo. Le gusta descubrir idiomas y nuevas culturas. Siempre al lado de su bici

Nació el 18 de julio de 1989 en la ciudad de Quimper, localidad francesa, en Bretania. Se llama Thibault Jeannes, es ciclista y hace tres meses entrena y compite en San Rafael.

Con cierta timidez y un español bastante bueno, Thibault explicó el vínculo que lo trajo hasta el Sur de Mendoza.

"En 2016 durante la Vuelta a Trinidad y Tobago conocí a Lucho Rivera. Nos hicimos amigos seguimos en contacto por Facebook y este año me invitó a su ciudad para correr con sus amigos del equipo Jam Rod".

Llegó a San Rafael hace tres meses y esta semana regresará a su tierra natal porque comienza la temporada europea.

El domingo 28 de enero el ciclista galo ganó el Gran Premio Independiente Calle Larga, competencia válida por el certamen que organiza la Asociación Sureña de Ciclismo.

"Contento por el triunfo claro para mí y para el equipo, además porque hacía mucho que no ganaba y encima durante la carrera tuvo muchos problemas", señaló.

En la capital del departamento de Finisterre, cerca del mar, "Tibo" integra un equipo que, si bien es amateur, le brinda bicicleta, indumentaria y ayuda para asistir a las distintas competencias.

"Me gusta la subida pero no la montaña, no tanta altura y también me agrada la velocidad", subrayó.

Objetivo

Jeannes comentó cuáles han sido sus metas durante la estadía en suelo sanrafaelino.

"Vine solamente para entrenar y así preparar lo que será la temporada europea. Además porque en mi país hace mucho frío y eso complica a la hora de tener que entrenar".

Cuando llegó a San Rafael el francés de 28 años no hablaba español, sin embargo en apenas tres meses aprendió y muy bien.

"La verdad es que no sabía nada de español ni lo conocía, pero el diálogo cotidiano me ayudó para aprender el idioma. Cuando regrese tendré que seguir practicando para no perder lo que aprendí", dijo.

Un sueño

Para todo ciclista, más aún si nació en Francia, poder correr el Tour representa un gran anhelo.

"Uh, si me gustaría pero es muy difícil (risas), yo no puedo correr esa carrera porque en verdad no soy tan bueno", finalizó.

Con un bolso y la bicicleta a todos lados

Luego de terminar sus estudios (escuela secundaria), el joven francés comenzó a trabajar.

Con el tiempo el dinero le permitió cumplir un sueño: viajar.

Junto a su bolso y a su bicicleta (compañera de viaje inseparable) Thibault ha visitado Estados Unidos y Canadá.

El año pasado las ganas de descubrir nuevos horizontes lo llevaron a Taiwán.

"Trabajé en un restaurante pero del idioma aprendí muy poco porque es bastante difícil", explicó.

Si bien no pudo competir en alguna carrera, Jeannes recorrió la isla y en tan sólo una semana pedaleó 124 kilómetros.

En cuanto al futuro, en octubre una vez que finalice la temporada ciclística europea, dice que no sabe qué hará.

"Todo depende de lo económico, seguramente tendré que trabajar un poco y pasar tiempo con mi familia".

Su bicicleta refleja cada uno de sus viajes ya que en diversas partes del cuadro está escrita cada una de las ciudades que ha visitado.

Un mensaje

"Tengo sólo una vida y un mundo por descubrir", una frase que explica su modo de vida.

pagina 14 ciclismo.jpg

Comentarios