Deportes
Domingo 10 de Febrero de 2019

Clásico rosarino: un foul descomunal y el grosero error del árbitro Diego Abal

Callegari bajó de atrás a Riaño en el borde del área. El juez cobró pero no amonestó al defensor.

Iban 35' de la primera etapa. Facundo Nadalín parecía tener controlada la situación sobre el sector derecho de la defensa. Pero Claudio Riaño fue más vivo y se la robó.

El delantero encaró y Stéfano Callegari vino desde atrás y lo bajó sin miramientos. Falta clara y descomunal. Sin embargo, el criterio aplicado por el árbitro Diego Abal no termina de entenderse. Cobró la falta y no sacó siquiera tarjeta amarilla.
Los jugadores de Central se arremolinaron en torno de él y le reclamaron airadamente pero el juez no se inmutó. Incluso si hubiese sido tarjeta roja poco hubiera habido por discutir.
Embed

Fuente: Diario La Capital (Rosario)

Comentarios