Deportes
Miércoles 08 de Noviembre de 2017

Condenaron a uno de los "cómplices" del Panadero por la noche del gas pimienta

Diego Blas Biglia, uno de los acusados de haber arrojado el gas por el que los jugadores de River, fue condenado a dos años y ocho meses de prisión en suspenso.

La Justicia condenó este martes a dos años y ocho meses de prisión en suspenso a uno de los acusados por "lesiones leves" en el famoso episodio del "gas pimienta" durante el Superclásico en el estadio "La Bombonera" frente a River, por los octavos de final de la Copa Libertadores 2015.

Se trata de Diego Blas Biglia, uno de los acusados de haber arrojado el gas por el que los jugadores de River no pudieron jugar el segundo tiempo de la revancha, lo que desembocó en la suspensión del partido y la decisión de la Conmebol de clasificar a River a la siguiente instancia.

La Justicia determinó que Biglia fue "coautor penalmente responsable de los delitos de lesiones leves, calificadas por haber sido cometidas con el concurso premeditado de dos o más personas, agravadas, a su vez, por haberse perpetrado en ocasión de un espectáculo deportivo, el que concurre de manera ideal con el de haber impedido, mediante actos materiales, la realización de un espectáculo deportivo".

Hace unos meses atrás, Biglia había negado ser partícipe del hecho por el que fue acusado junto a Adrián "Panadero" Napolitano, Federico Blanco y Gustavo Florentín. Los tres fueron expulsados como socios del club.

Esta condena penal, anunciada por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional número 50, se suma a la dictaminada en septiembre de 2016, cuando se les otorgó la probation y fueron condenados a tres años de tareas comunitarias, además de no poder ir más a la cancha.

"Los hechos que provocaron la suspensión del partido de fútbol que se estaba disputando aquel 14 de Mayo de 2015 entre Boca y River por la Copa Libertadores 2015 tuvieron como responsable al propio Club Boca Juniors como organizador del evento", sostuvo Biglia, en un escrito de una treintena de páginas presentado durante el juicio civil que el club le inició por "60 millones de pesos en una mediación privada".

Biglia es quien aparece en un video de aquella noche encendiendo una bengala y exhibiéndola a metros de donde se produjo el hecho.

"Termina el primer tiempo y voy a bajar a mi hijo del alambrado, cuando llego lo encuentro tapándose la nariz y llorando, y me acerco y siento el mismo olor de gas lacrimógeno que según la gente de alrededor había arrojado un policía desde la cancha a la tribuna. Lo traigo más alejado del alambrado porque había un grupo de gente que se había puesto muy violenta", indicó.

"Cuando estaban por salir los jugadores siento de vuelta el olor como a gas lacrimógeno y me tapo la nariz, en ese momento es cuando le estaba por prender la estrellita a mi hijo para dársela para cuando salieran los jugadores de Boca y es cuando veo que este muchacho empieza a tirar un líquido naranja, yo me corro hacia atrás, cuando otro se me aparece por la izquierda y me dice córrete córrete y también tira asomado", describió Biglia.

"Cuando se enciende la estrellita (supuestamente de su hijo, de 9 años) yo la levanto para pasar entre la gente y dársela a mi hijo en la mano y lo corro del lugar porque me doy cuenta que estaban haciendo algo que no estaba bien, sin tomar dimensión de lo que después iba a resultar de eso", resumió.

NA.