Deportes
Lunes 18 de Febrero de 2019

Crespo le respondió a Gallardo

El entredicho surgido por un corte de luz que afectó este domingo por la noche al estadio Florencio Sola, el técnico de Banfield, Hernán Crespo, sostuvo que su par de River Plate, Marcelo Gallardo, "como buen jugador de truco que es me chicaneó".

El entredicho surgido por un corte de luz que afectó este domingo por la noche al estadio Florencio Sola, el técnico de Banfield, Hernán Crespo, sostuvo que su par de River Plate, Marcelo Gallardo, "como buen jugador de truco que es me chicaneó".

La discusión entre ambos entrenadores, ex compañeros en River y la Selección argentina de fútbol, se suscitó a los 27 minutos del primer tiempo cuando el partido estaba 0 a 0, por la 19na. fecha de la Superliga, tras un corte del suministro eléctrico por un desperfecto en el grupo electrógeno.
"Gallardo, como buen jugador de truco que es, me chicaneó diciéndome que yo había mandado a cortar la luz de la cancha, pero no tuvo en cuenta que se enfrentó al hombre de hielo", dijo Crespo a Télam.

Ambos jugaron juntos en River y fueron campeones de la Copa Libertadores en 1996, por lo que "Valdanito" (tal el apodo de Crespo en aquellos días) señaló que "lo conozco bien a Marcelo, por eso sé que la discusión que quiso plantear fue para sacarme del foco del partido, pero yo me mantuve sereno, frío y sin subir los decibeles".

"Es más, él estaba nervioso porque notaba que su equipo no la pasaba bien, ya que Banfield estaba manejando el partido, hasta llegó a decir que cortamos la luz para que un jugador mío pudiera ir al baño", amplió el ex goleador de River, de la Selección argentina y del fútbol europeo.

A propósito de su pasado en el club de Nuñez, comentó que tuvo "una sensación especial antes del partido porque era la primera vez que lo iba a enfrentar, ya que como jugador nunca lo había hecho. Estaba un tanto nervioso, pero al entrar al vestuario se cambió el chip y el pensamiento estuvo solo en Banfield".

"Lamento que no se pudo ganar, porque lo merecimos. Presentamos un equipo con nueve jóvenes y solo dos experimentados, todos surgidos de las inferiores del club, un caso único. Y por momentos lo superamos al campeón de la Libertadores, quiere decir que pese a que aún no ganamos (tres empates y una derrota desde que dirige al Taladro) vamos por buen camino", señaló Crespo.

Incluso se sorprendió con el grito de la parcialidad albiverde de "vamos, vamos los pibes". Crespo acotó que se sintió "emocionado porque nunca había vivido algo así y eso es muy bueno para darle mayor confianza a los chicos".

Fue por eso que, al terminar el partido, ingresó al campo de juego para saludar al árbitro Silvio Trucco mientras al mejor estilo del "Cholo" Simeone, gesticulaba con sus brazos arengando a los hinchas para que aprobaran lo hecho por el equipo con ese "vamos, vamos los pibes", que es a lo que apostó Banfield a esta altura de la temporada.

Comentarios