Deportes
Sábado 18 de Noviembre de 2017

Deportistas argentinos, enardecidos por el recorte

La reforma tributaria prevé recortarle fondos al Ente Nacional de Alto Rendimiento.

La reforma tributaria del gobierno nacional, en tratamiento en el Congreso, está a punto de darle un golpe de nocaut al deporte olímpico. Es que pretende eliminar la cláusula que permite recaudar la alícuota del 1% de la facturación a cada abonado de telefonía celular con la que se sostenía el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard).

Vamos de nuevo: se quitaría el fondo del servicio de las telecomunicaciones a una entidad no estatal, sin fines de lucro, autárquica y de gestión público-privada que funciona bien, al decir de los propios deportistas y entrenadores de alto rendimiento y representación internacional.

El Enard permite entre otras cosas sostener becas, brinda cobertura médica e infraestructura deportiva. El sostenimiento pasaría ahora a manos del Estado, dispuesto a achicar el gasto público pero que, contradictoriamente, pretende invertir cerca de 700 millones por año (si se tiene en cuenta el monto de 2017) por algo que estaba en carrera desde 2010, auditado, y no costaba un peso.

La comunidad deportiva olímpica, que incluye a rosarinos, no tardó en expresarse "enardecida" pese a que el secretario de Deporte de la Nación, Carlos Mac Allister, relativizó el posible cambio. Es más, hubo un comunicado en el que los deportistas interrogaron: "¿Por qué se propone esta vuelta al pasado, quién se beneficia? Nosotros sí sabemos a quiénes afecta".

En junio de este año el gobierno de Mauricio Macri intentó el recorte a las pensiones por incapacidad, lo que iba a afectar seriamente la carrera de deportistas de la campeona paralímpica rosarina Yanina Martínez, una de las tantas que contó con el apoyo el Enard en estos años. Pero Nación tuvo que dar marcha atrás gracias al repudio popular. Y ahora vuelve al ruedo al pretender, según trascendió, contemplar la financiación del Enard en el presupuesto nacional, con el objetivo de ir ajustándolo según la inflación y dejándolo bajo la administración de la Secretaría de Deporte.

Cabe aclarar, por si a alguien se le ocurriera bramar que no está dispuesto a que sus impuestos sostengan malos rendimientos, que el sostenimiento económico del Enard permitió cosechar nada menos que tres medallas doradas en los últimos Juegos Olímpicos de Río 2016: la que compartieron la rosarina Cecilia Carranza y Santiago Lange, en vela; la de Los Leones, en hockey (con la participación del rosarino Manuel Brunet) y la de Paula Pareto, en judo.

El presidente del Comité Olímpico Argentino (COA) y uno de los principales promotores de la ley del Enard, Gerardo Werthein, dijo ayer: "No estamos de acuerdo con la reforma. El Enard es un buen ejemplo de gestión y buena gobernanza y cubre en tiempo y forma las necesidades de los atletas".

Y luego agregó: "El Enard es de los atletas. No puede ser un apéndice del Estado. Sería una mala decisión".

Comentarios