Superliga
Domingo 02 de Diciembre de 2018

Despedida anticipada

Tremenda ovación para el técnico de Banfield, Julio César Falcioni.

El técnico de Banfield, Julio César Falcioni, visiblemente emocionado, dijo que se llevaba "el cariño de toda la gente de Banfield", en lo que representó el sábado a la noche una despedida anticipada del club sureño.

"Fueron muchos años en el club (este mes se cierra su tercer ciclo: 2003-2005; 2009-2011 y 2016-2018) y conseguimos el objetivo más grande (campeón del torneo Apertura 2009)", valoró el entrenador en una improvisada y escueta conferencia de prensa.

"Ole, lé, ola, lá, Falcioni es de Banfield y de Banfield no se va". "Que de la mano de Julio César todos la vuelta vamos a dar". Esos fueron algunos de los cánticos de la parcialidad banfileña durante todo el partido en el que el equipo del sur perdió frente a Argentinos Juniors (0-1), en su estadio, por la 14ta fecha de la Superliga.

Aunque esto le importó poco al hincha del "Taladro" porque al final del partido redoblaron las voces para apoyar al "Emperador" a raíz de las versiones de su alejamiento, que surgieron durante la semana última, y teniendo en cuenta que este era el último encuentro del año en el Florencio Sola.

Ante esto y como respuesta, Falcioni, con los brazos en alto y los gestos con sus manos de "adiós", caminaba por el campo para saludar al público de cada tribuna, con una sonrisa que escondía su emoción.

El "Pelusa", de 61 años, en la antesala del vestuario al término del partido, se acercó a los periodistas para "agradecer al hincha de Banfield por tanto cariño".

"Así que me llevo el cariño de toda la gente de Banfield para siempre y agradezco todo el aguante que me hicieron siempre", prosiguió.

Su profesionalismo lo mostró al máximo durante este año, trabajando en forma permanente pese al mal que lo aqueja desde diciembre de 2017, cuando le fue extirpado un nódulo de la laringe.

Por eso, "como ven tengo voz y de a poquito vamos mejorando", le indicó a la prensa el ex DT de Boca e Independiente, entre otros, como excusándose de que en los últimos meses a las conferencias pospartido asistía su ayudante Sebastián Battaglia.

"Simplemente quería transmitirles mi agradecimiento a los hinchas de Banfield por todo lo que me dan. A los jugadores por todo el esfuerzo que hacen siempre por defender la camiseta, porque tratamos de brindar lo mejor al club", refirió Falcioni.

De inmediato con un "gracias y un abrazo a todos" dirigidos a los periodistas, el entrenador más importante en la historia de Banfield, con bolso en mano, terminó su alocución y se marchó.

De todos modos, dejó algunos interrogantes sin resolver, porque ofreció todos los indicios de su despedida, de su alejamiento inmediato del cargo, cuando aún le resta al equipo "albiverde" jugar con Unión, en Santa Fe, el próximo sábado, antes del receso de la Superliga, ya que nunca terminó de confirmarlo.

Un par de dirigentes consultados por Télam negaron haber recibido del "Emperador" alguna notificación, lo mismo que el capitán Darío Cvitanich y el volante Adrián Calello (ambos no jugarán en la próxima fecha por haber acumulado cinco amonestaciones), quienes sostuvieron que "sobre su situación no habló con el plantel".

Falcioni debiera responder a la dirigencia por lo que le habían ofrecido al terminar su contrato (luego del partido con Unión), de extenderlo por seis meses más o de pasar a ser manager del club. Mañana. cuando regrese el plantel a los entrenamientos en Luis Guillón, se conocerá oficialmente cual será la postura definitiva de su entrenador.