Deportes
Domingo 24 de Junio de 2018

Disfruta la vida patinando

Sobre ruedas. Julieta Martínez eligió San Rafael para transmitir su pasión por el patinaje. En su niñez integró la selección argentina y a los 12 años se consagró campeona sudamericana

Comenzó a patinar a los 3 años, integró la selección argentina, tiene dos podios sudamericanos y actualmente es profesora. Ella es Julieta Martínez, una de las artífices del crecimiento de este deporte en San Rafael.

Nacida en la capital mendocina hace 24 años, Julieta junto a sus dos primas se subió a los patines desde muy pequeña.

Debido a su corta edad (3 años) ningún club las aceptaba hasta que apareció una institución que las recibió y allí comenzaron.

"Desde ese día nunca practiqué otro deporte que no fuera patín, nunca más me bajé de las ocho ruedas", confesó.

Grandes momentos

Debido a su gran nivel, con apenas 12 años Julieta fue convocada para integrar la selección argentina en el campeonato sudamericano de patinaje que se desarrolló en Colombia.

Martínez cumplió una notable performance quedándose con la medalla de oro.

Cinco años después subió al tercer escalón del podio en el certamen continental que se llevó a cabo en Paraguay.

"En el momento de la competencia sufrís un poco, pero después te acordás de todos esos momentos y es re lindo. Sin dudas son las dos mejores experiencias de mi vida dentro del patinaje", expresó con mucha nostalgia.

Cuando regresó de la competencia en suelo paraguayo, a los pocos meses se mudó a San Rafael y dejó de patinar.

Actualmente lo hace por hobby, porque le gusta y porque enseña pero tiene en claro que esa etapa terminó.

"Ya cumplí, más de lo que hice no haré. Ahora me toca estar del lado de afuera, acompañando a mis alumnas", destacó.

Hace cuatro años que Julieta da clases de patinaje y sus comienzos fueron en Deportivo Argentino.

"En realidad la idea en aquel momento era jugar con patines, es decir actividades recreativas", comentó.

Pero poco a poco los objetivos fueron mutando, ella sugirió ir a competir a la capital provincial y desde ese momento las cosas cambiaron notablemente.

El grupo comenzó a entrenar más seguido (primero en el Polideportivo N° 2 y actualmente en el Sportivo Pedal Club), con mayor intensidad y compromiso teniendo en cuenta el desafío que iban a afrontar.

Llegó el anhelado debut y hace dos temporadas y media que se miden con las mejores de la provincia.

En cuanto a sus metas, puntualizó: "Mi objetivo es que el club siga creciendo y que la lejanía deje de ser un condicionante".

Haber patinado (y a gran nivel) vivenciando ese momento de estar sola en la pista con cinco jueces observando es clave a la hora de enseñar.

Nació en el norte de Mendoza, vivió en Córdoba pero eligió San Rafael para transmitir su pasión por el patinaje.

Comentarios