Copa Argentina
Lunes 22 de Octubre de 2018

El clásico rosarino se jugará sin público y en cancha neutral

Rosario Central y Newell´s Old Boys jugaran el 1 de noviembre en cancha de Arsenal a puertas cerradas por los cuartos de final de la Copa Argentina.

Rosario Central y Newell´s Old Boys jugaran el 1 de noviembre en cancha de Arsenal a puertas cerradas por los cuartos de final de la Copa Argentina, según se confirmó este lunes.

Fuentes de la organización y de la Agencia de Prevención contra la Violencia en el Deporte le informaron a NA que el encuentro será sin hinchas, en Sarandí y el horario será el de las 15.30.

Embed


clasico-rosarino1.jpg

Si bien en primera instancia los clubes no se habían puesto de acuerdo en la fecha, el 16 de octubre se juntaron dirigentes de ambas entidades en una reunión en la que también participaron representantes de los organismos de seguridad de Santa Fe.

Allí, establecieron como 7 de noviembre el día para disputar el encuentro y accedieron a hacer un sorteo para que se juegue en una de las dos canchas principales de Rosario, aunque eso debía ser ratificado por la organización.

Curiosamente, un día después la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) oficializó que la fecha era el 1 de noviembre.

Como Rosario Central no tenía disponible su estadio para esa jornada, dado que unos días antes se presentará allí la popular cantante colombiana Shakira, la posibilidad de disputarse en la ciudad oriunda de ambos equipos quedó descartada y terminó oficializándose Arsenal.

Antes, la organización de la Copa Argentina había responsabilizado el 12 de octubre al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, de no querer brindar la seguridad para el trascendental encuentro en el ámbito de la provincia, dado que se llegó a pensar en el estadio de Colón de Santa Fe.

Sin embargo, horas después, autoridades de la Gobernación salieron a responderles a los organizadores sobre esa afirmación y explicaron, mediante un comunicado, que "era falaz" y que seguirían trabajando para poder encontrar un punto de acuerdo que no terminó llegando.