Deportes
Miércoles 11 de Julio de 2018

El fichaje de Cristiano generó el problema menos pensado

El pase del crack portugués a la Juve trajo consecuencias inesperadas para la familia Agnelli, máxima accionista del club turinés.

Los trabajadores de la fábrica de Melfi (sur de Italia) del grupo Fiat Chrysler Automobiles (FCA), propiedad de la familia Agnelli, convocaron este miércoles una huelga para protestar por el gasto del fichaje del portugués Cristiano Ronaldo por parte del Juventus.

La familia Agnelli, que también es dueña del Juventus, anunció el martes la incorporación de Ronaldo, por el que pagará 112 millones de euros al Real Madrid, y al que ofreció un contrato de cuatro años a cambio de 31 millones de euros netos anuales.

Ante esta operación de mercado el sindicato USB (Unión Sindical de Base) anunció que los trabajadores de Melfi comenzarán una huelga del 15 al 17 de julio.

"¿Es correcto todo esto? ¿Es normal que una sola persona gane millones y miles de familias no lleguen a mitad del mes? Somos todos trabajadores del mismo dueño, pero nunca como en este momento de enorme dificultad social esta diferencia de trato no puede y no debe ser aceptada", agrega.

Esta operación requerirá un gasto total de unos 350 millones de euros para el Juventus, entre el pago al Real Madrid y el sueldo de Ronaldo, que en bruto costará cerca de 60 millones de euros al año a los "bianconeri".