Champions League
Martes 23 de Octubre de 2018

El Real Madrid volvió al triunfo, pero fue muy silbado

El Merengue, que atraviesa una crisis con Lopetegui, se dio un respiro en la Champions ante el Viktoria Pilsen (2-1). El público continúa disconforme.

El Real Madrid recibió al Viktoria Pilsen con la obligación de ganar para intentar calmar las turbulentas aguas del Santiago Bernabéu. Con la continuidad de Julen Lopetegui en duda, el Merengue se presentó ante su gente con una actitud agresiva frente al debilitado conjunto de República Checa.

Gol de Benzema para el Real Madrid (1-0)

Embed

Gol de Marcelo para Real Madrid (2-0)

Embed

Gol de Hrosovsky para el Viktoria Pilsen (2-1)

Embed

El antecedente de los últimos 5 compromisos sin victorias obligó a la Casa Blanca a disponer de todo su arsenal para bombardear al arco defendido por Hruška. Así, a los 11 minutos de iniciado el pleito, un centro de Lucas Vázquez encontró a Karim Benzema y el francés festejó el prematuro 1 a 0. Todo indicaba que no se iba a presentar ningún inconveniente en la capital ibérica.

La mínima diferencia no le quitó intensidad al ataque local. Las intervenciones de Gareth Bale e Isco presionaban para que el triunfo sea más abultado. Además, las combinaciones entre Luka Modric y Toni Kroos mostraban la mejor versión del circuito creativo que abastecían constantemente a las proyecciones de Marcelo.

En el complemento no se modificó la sintonía del espectáculo. A pesar de algunos sustos que tuvo que sufrir Keylor Navas, el Real Madrid extendió la diferencia gracias al lateral brasileño. El hombre que manifestó su interés de continuar su carrera en la Juventus fue el encargado de anotar el 2 a 0 con una definición exquisita. Los 3 puntos ya estaban garantizados en España.

Sin embargo, cuando restaba un cuarto de hora para la finalización del choque, el combinado de Vrba instaló el suspenso luego de una gran acción colectiva. La delicada resolución de Hrosovsky dejó descolocado al arquero de Costa Rica y con el 2 a 1 los fantasmas volvieron a sobrevolar al Santiago Bernabéu.

A pesar del sufrimiento innecesario, el Merengue logró quebrar la sequía de 5 partidos sin victorias y llegó a las 6 unidades del Grupo G, misma cantidad que cosechó la Roma al golear 3 a 0 al CSKA de Moscú. Los rusos, en tanto, quedaron en la tercera ubicación con 4 y los checos del Viktoria Pilsen últimos con 1.

Como el Real Madrid no demostró una gran producción, el futuro de Lopetegui dependerá de lo que suceda el domingo en el Camp Nou, cuando los de la Casa Blanca visiten al Barcelona por La Liga.

Difícilmente Florentino Pérez resista una nueva caída del gigante de Europa.