Deportes
Domingo 03 de Junio de 2018

¡Es una bomba! La mendocina que brilla en Estados Unidos

María Paz Luzuriaga juega desde marzo en Austin Acoustic, de la LFL, la liga femenina de fútbol americano. Además de deportista de elite es abogada, perito forense y tiene una maestría en derecho civil.


Gonzalo Santo Tomás
santotomas.gonzalo@diariouno.com.ar

María Paz Luzuriaga se emociona y no puede esconder la satisfacción a la hora de contarle a un medio de su provincia sobre su exitoso presente en Estados Unidos. Paz tiene 37 años, nació en Mendoza, fue modelo y promotora, es abogada, perito forense, tiene una maestría en derecho civil y, como si esto fuera poco, actualmente es jugadora en la élite del fútbol americano profesional, donde llegó contratada por Austin Acoustic.

luzuriaga11.jpg

luzuriaga10.jpg

Pachu, como le dicen sus amigos, es la cuarta de siete hermanos (melliza de Rodrigo) y en el 2005 tomó la valiente decisión de irse a vivir a México: "Siempre me gustó mucho el deporte y mis padres, Cecilia y Raúl, siempre estuvieron cerca y nos motivaban para que hiciéramos alguna disciplina. Yo por ejemplo jugué al hockey en Marista", contó Paz.

"Yo era modelo y promotora y me iba muy bien en Mendoza, pero tenía amigas que estaban viviendo en Distrito Federal y me contaron que había mucho trabajo y se pagaba bien. Así fue que arme el bolso y me fui a México", comenzó contando María Paz, y agregó: "Al principio me costó mucho adaptarme a una gran ciudad como es el DF".


luzuriaga9.jpg
 Junto a su papá, Raúl, que falleció hace tres años.
Junto a su papá, Raúl, que falleció hace tres años.

luzuriaga8.jpg
María Paz con su familia en Mendoza. En la foto aparecen sus hermanos y primos.
María Paz con su familia en Mendoza. En la foto aparecen sus hermanos y primos.

"Antes de irme yo estudiaba, llevaba cursando dos años de abogacía en la Universidad Champagnat pero cuando llegué a México no me reconocían ninguna materia y dejé por un tiempo. Retomé en 2012 y hasta 2014 rendí materias libre y me recibí en dos años", comentó con mucho orgullo. "Luego hice una maestría en derecho civil y al mismo tiempo estudiaba para ser perito psicólogo forense", agregó.
Estando en el Distrito Federal a Luzuriaga le llegó un correo electrónico para invitarla a participar en una liga de bikini fútbol, una versión femenina del fútbol americano, con 7 jugadoras por equipo y sin postes de gol.

"Me interesaba aprender un nuevo deporte y en abril de 2015 me presenté en Panteras, mi primer equipo", recordó Luzuriaga.

luzuriaga7.jpg
Argentina siempre presente<br>A cada partido, no importa la ciudad o el país en el que esté, María Paz Luzuriaga lleva la Bandera argentina.
Argentina siempre presente
A cada partido, no importa la ciudad o el país en el que esté, María Paz Luzuriaga lleva la Bandera argentina. "Siempre que juego lo primero que hago es colgar la Bandera", comentó Pachu, y agregó: " Mis amigos de México se enojan un poco, pero para mí están celosos".

Luego de ese mi primer desafío, Paz tuvo la posibilidad de probarse con las mejores. "En el 2017 me salió la posibilidad de participar de un draft con todos los equipos y en marzo fui contratada por Austin Acoustic, que compite en la Legends Football League".

luzuriaga6.jpg
<div><b> El tipo de juego  </b><br></div><div><br></div><ul><li>No hay goles de campo, patadas de despeje, ni kick off.​ Tras un touchdown, el equipo puede intentar hacer una conversión de dos puntos.</li><li>Se juega con 7 en la ofensiva y 7 en la defensa. Los equipos son de 20 jugadoras, pero sólo 14 son convocadas.</li><li>La formación ofensiva estándar: 1 quarterback, 2 running backs, 1 center y 3 wide receivers. La formación defensiva estándar es: 2 linieras defensivas, 2 linebackers, 2 cornerbacks, y 1 safety.</li><li>El campo es de 50 yardas entre las zonas de anotación, 30 yardas de ancho y las zonas de anotación de 8 yardas de profundidad, aproximadamente lo mismo que otras ligas indoor.</li><li>Un juego se compone de dos mitades de 17', separados por un descanso de 15'. En caso de empate se juega una prórroga de 8 minutos a muerte súbita, hasta que haya un ganador.</li></ul>
El tipo de juego

  • No hay goles de campo, patadas de despeje, ni kick off.​ Tras un touchdown, el equipo puede intentar hacer una conversión de dos puntos.
  • Se juega con 7 en la ofensiva y 7 en la defensa. Los equipos son de 20 jugadoras, pero sólo 14 son convocadas.
  • La formación ofensiva estándar: 1 quarterback, 2 running backs, 1 center y 3 wide receivers. La formación defensiva estándar es: 2 linieras defensivas, 2 linebackers, 2 cornerbacks, y 1 safety.
  • El campo es de 50 yardas entre las zonas de anotación, 30 yardas de ancho y las zonas de anotación de 8 yardas de profundidad, aproximadamente lo mismo que otras ligas indoor.
  • Un juego se compone de dos mitades de 17', separados por un descanso de 15'. En caso de empate se juega una prórroga de 8 minutos a muerte súbita, hasta que haya un ganador.

luzuriaga5.jpg
Feliz. Pachu Luzuriaga posa con el logo de LFL después de un partido de su equipo, Austin Acoustic. <br>
Feliz. Pachu Luzuriaga posa con el logo de LFL después de un partido de su equipo, Austin Acoustic.

–¿Cómo es la liga femenina?
–La LFL nació como un evento para el entretiempo del Super Bowl , donde jugaban modelos en bikini. De a poco se popularizó hasta que en 2009 se creó una liga. Ahí se decidió que no estuvieran las modelos y creció la búsqueda de atletas con nivel competitivo.

–¿Pero las chicas que juegan actualmente parecen modelos?
–Sí, es que el dueño de la franquicia es el encargado de elegir cada una de las jugadoras y una vez que estamos adentro nos hace firmar un contrato donde nosotros tenemos que respetar ciertas reglas y una de esas es la imagen.

–¿Qué nivel de popularidad tiene este torneo en Estados Unidos?

–La gente de a poco nos va conociendo. Obviamente no tiene la potencia de la NFL, pero la gente se acerca a los estadios y siempre que jugamos están llenos. Nos movemos mucho y vamos a todos los eventos que podemos para hablar sobre nosotras y difundir el juego. Es la mejor forma de darle promoción a este hermoso deporte.

Antes de llegar a los Estados Unidos, Paz estuvo casada durante 7 años pero actualmente su estado civil es divorciada."Hace tres años que no voy a Mendoza, desde que falleció mi papá. Tengo que volver porque extraño mucho a mi familia y a mis sobrinos", comentó.

Pachu comparte la casa con cuatro compañeras de equipo y durante la semana tienen entrenamientos y además dan clases en los colegios.

luzuriaga4.jpg
 Antes de empezar cada partido ambos equipos se saludan en el medio de la cancha.<br><br>
Antes de empezar cada partido ambos equipos se saludan en el medio de la cancha.


luzuriaga3.jpg

" id="1949461-Libre-1624415486_embed">
"México es mi segunda casa". La mendocina juega con un protector bucal con la bandera mexicana.



–En el vestuario tenés una Bandera argentina, pero a veces jugás con un protector bucal con los colores de México
–Vamos por partes. Yo soy argentina, amo mucho a mi país y estoy orgullosa de llevar mi Bandera a todos lados del mundo. México es mi otra casa, ahí tengo muchos amigos a los que quiero mucho.

luzuriaga2.jpg

luzuriaga.jpg
<div>

Existen reglas sobre como deben llevar el pelo, el maquillaje e incluso el bronceado.

" id="1949464-Libre-36985396_embed">
"El tema de la vestimenta se cambió por lo económico. El dueño de la franquicia quiere conseguir más espónsores y además se busca que las cadenas televisas se interesen por el producto"

Existen reglas sobre como deben llevar el pelo, el maquillaje e incluso el bronceado.



–¿Te ayudó ser argentina para ganarte un lugar en la LFL?
–Es un plus. Les llama mucho la atención mi historia, sobre todo que sea argentina. Mi acento cuando hablo en inglés, por ser mendocina, también les suena peculiar. Y el dueño de la liga llamó a los dirigentes del equipo para hacer un video que promocione la liga en Argentina. Sueño con hacer giras por el mundo. Y más todavía si vamos a Argentina.

Uno de los grandes cambios que tuvo la LFL fue la vestimentas de las jugadoras. Al principio jugaban en bikini hasta que un artículo de la revista de ESPN dijo que "la LFL es seria e intensa y esas jugadoras pueden ser modelos para las mujeres que sueñan con trascender. El problema es la vestimenta". Pero eso quedó atrás este año, porque las bikinis fueron remplazadas por mallas de lycra, una exigencia de las grandes cadenas de televisión para darle pantalla a la liga.

Cuando se le consultó sobre las protecciones que utilizan a la hora de jugar señaló: "Usamos casco, rodilleras, coderas y hombreras, pero no tenemos protección en el pecho".

"Habrá una expansión en la LFL y el cambio de atuendo es parte de todo esto. A mí me parece espectacular dejar atrás el morbo e ir siempre hacia algo más profesionalizado. Ahora se quita el lado sexual para beneficiar el lado deportivo: se empezó con chicas lindas, se siguió con chicas lindas y atléticas, y ahora estamos con chicas lindas, atléticas y con habilidad y técnica para jugar", sentenció Luzuriaga.