Deportes
Jueves 23 de Noviembre de 2017

¿Escándalo y separación? Piqué y Shakira, a los gritos en un restaurante

Cada vez suenan con más fuerza los rumores de crisis entre el futbolista y la cantante. El relato de los medios españoles.

Los medios especializados en cuestiones del amor divulgaron esta semana una información que habla de un supuesto escándalo entre el futbolista de Barcelona Gerard Piqué y la cantante colombiana Shakira.


Luego de siete años de relación y dos hijos en común, comienzan a sonar fuerte los rumores de ruptura.


Los medios españoles hacen referencia a una profunda crisis que incluye escándalo, llanto y hasta forcejeo.


"Lo de Shakira y Piqué va camino de convertirse en uno de los culebrones del año, o directamente, número uno del podium", se lee en "La Vanguardia". Según cita el diario -que se basa en un informe de la revista "Cuore"- un supuesto episodio confirmaría que la cantante y el futbolista no están atravesando un agradable momento como pareja.


Embed


Y relatan:


"Fuerte encontronazo delante de sus hijos". El episodio habría ocurrido el 6 de noviembre, aunque trascendió en estos días. En un restaurante de Barcelona, según se cuenta en la revista "Cuore", ambos llegaron por separado al local. "Shakira con ropa deportiva y sin maquillaje para pasar desapercibida, quien esperó la llegada del futbolista fuera del establecimiento".

"Al rato, apareció Piqué acompañado de sus hijos Milán y Sasha, y la recibida de la cantante no fue del todo buena, lo que provocó que Piqué la agarrara por la muñeca y, con cara seria, la hiciera entrar en el interior del restaurante", detalla el medio.

La tensión habría continuado en la mesa que ocupó la pareja. Él comía un generoso plato de pasta, mientras la colombiana, a cara de perro, optaba por no consumir nada. Según testigos que cita la publicación, "Shakira rompió a llorar en un determinado momento y le confesó al futbolista su frustración por las continuas tardanzas y malas caras".

Fue entonces cuando Piqué le recriminó a la colombiana que se encontraban "en un lugar público y que todo el mundo miraba". Los dos hijos "se quedaron atónitos contemplando la escena". Las mismas fuentes detallan que la pareja abandonó el local minutos después, por separado.