Deportes
Viernes 07 de Septiembre de 2018

Eterno homenaje: inauguraron una estatua de Nicolino Locche

A 13 años de su fallecimiento, la Ciudad de Mendoza instaló una representación del "Intocable" en el Parque Lineal.

Este viernes por la mañana, la Ciudad de Mendoza instaló una estatua de Nicolino Locche en el Parque Lineal. Sin la realización de un acto oficial, la obra se colocó en el lugar para que los vecinos comiencen a disfrutarla. La escultura, es un homenaje de los vecinos de Capital al campeón del mundo, en el día que se cumplen 13 años de su fallecimiento, ocurrido el 7 de septiembre de 2005.

"Invito a los vecinos a que visiten este nuevo homenaje de la Ciudad y a que lo cuidemos entre todos. Nicolino Locche fue un gran ídolo de los mendocinos y un exponente destacado del deporte nacional. Por eso, inmortalizamos su figura en un espacio público que tiene una fuerte impronta de la vida saludable", sostuvo el intendente de la Ciudad, Rodolfo Suarez.

Embed

El Parque Lineal, inaugurado en 2015, lleva el nombre de "Nicolino Locche", ya que el aclamado boxeador vivió cerca de ahí y solía caminar por la zona cuando iba a entrenar. Este pulmón verde, se sitúa sobre calle Perú y abarca desde Videla Correa, hasta calle Mosconi. El punto, visitado por miles de personas, se ha convertido en un paseo tradicional de los circuitos saludables, que cuenta con una estación del programa En la Bici y diferentes espacios destinados a la actividad física.

nicolino.jpg
La estatua de Nicolino Locche se inauguró en el Parque Lineal de la Cuidad de Mendoza.
La estatua de Nicolino Locche se inauguró en el Parque Lineal de la Cuidad de Mendoza.

La escultura del "Intocable" se encuentra ubicada en la intersección de Perú y Videla Castillo. La autora de la obra es Sonia López, quien realizó el trabajo en resina poliéster con el fin de que sea más liviana. Además, cuenta con un tamaño natural para que la gente puede interactuar y sacarse fotos.

nicolino1.jpg

Sobre "El intocable"

Nicolino Locche, nació el 2 de septiembre de 1939, en Tunuyán, Mendoza. Fue campeón del mundo en la categoría peso superligero en 1968, en Tokio y retuvo el título mundial hasta 1972.

Se lo considera uno de los mejores boxeadores argentinos junto con Carlos Monzón, Pascual Pérez y Víctor Galíndez.

Es reverenciado como uno de los boxeadores con mejores habilidades defensivas de todos los tiempos. En el año 2003 fue incorporado al Salón Internacional de la Fama del Boxeo.