Superfinal de la Copa Libertadores
Domingo 11 de Noviembre de 2018

Hasta cuatro colas de cuadras para entrar a La Bombonera

Los hinchas de Boca se agolparon en las inmediaciones del estadio para ver la Superfinal.

Los hinchas de Boca Juniors formaban colas de hasta cuatro cuadras para ingresar a La Bombonera, donde se jugará desde las 16 la primera final de la Copa Libertadores de América ante River Plate, con arbitraje del chileno Roberto Tobar.

Embed

Los primeros fanáticos pudieron ingresar al estadio a las 12.15 cuando se ordenó la apertura de las puertas, pero las filas para acceder a las instalaciones eran cada vez más largas por la enorme afluencia de público que comenzó desde el momento mismo de la confirmación del partido.


Embed


Esta final, que estaba prevista para el sábado a las 17 y fue postergada por lluvia para hoy a las 16, se confirmó recién esta mañana a las 11 con un tuit de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) después de la recorrida que Tobar hizo por el campo de juego de La Bombonera.

La mayor congestión para el ingreso se registraba por las calles Wenceslao Villafañe y Aristóbulo del Valle, por donde se accede a las puertas 10, 11, 12 y 13 para ocupar un lugar en la cabecera local, lindante a Casa Amarilla.

También había largas filas sobre Brandsen para sortear los molinetes de las puertas 6, 7 y 8 y situarse en la cabecera contraria, cercana al Riachuelo.

Debido a la suspensión determinada ayer, muchos hinchas llegados del interior, que por razones geográficas no pudieron regresar a sus hogares, permanecieron toda la noche en plazas cercanas al estadio.

El club, por instrucción del presidente Daniel Angelici, les cedió un quincho en el predio de Casa Amarilla para que pudieron comer en el lugar y refugiarse en los momentos de lluvias más intensas.