Deportes
Domingo 11 de Noviembre de 2018

Histórica presencia de mujeres en un partido de fútbol

En Irán se vivió un hecho inédito durante la final de la Liga de campeones asiática.

Un millar de mujeres iraníes fueron admitidas el sábado por la noche en el estadio para presenciar la final de la liga de campeones asiática en Teherán, un hecho poco común calificado de "victoria" por varios periódicos reformistas del país.

La inhabitual presencia de aficionadas en una tribuna especialmente reservada para ellas en el estadio Azadi ("Libertad" en persa) no sirvió sin embargo como estímulo suficiente para el equipo local, el FC Persépolis que, después de su derrota 2-0 en Japón, no pasó del empate a cero en casa, lo que otorgó el título al Kashima Antlers.

"Las mujeres ganaron el partido de la Libertad", titula en portada el periódico reformista Etemad.

"Victoria de las mujeres iraníes en la final asiática", estima el rotativo también reformista Sazandegi.

Según este último, la mayoría de las mujeres presentes en el estadio fueron "seleccionadas minuciosamente" entre las familias de los jugadores del FC Persépolis, o entre jugadoras de fútbol o de fútbol sala.

Desde el triunfo de la revolución islámica en 1979, las mujeres no tienen derecho a acudir a los estadios en Irán para ver a los hombres jugar a fútbol, oficialmente para protegerlas de las palabras malsonantes que pronuncian los hombres.

Esta medida es a menudo criticada en el mismo seno del sistema político del país.

El presidente iraní Hassan Rohani, que pasa por se moderado, mostró en varias ocasiones su voluntad de que las mujeres puedan acceder a los estadios, pero el proyecto se encuentra con la oposición del clan ultraconservador.

El 17 de octubre, después de que las autoridades locales autorizasen a un centenar de mujeres a presenciar el amistoso entre Irán y Bolivia, el fiscal general del país advirtió que no permitiría que se repitiese ese hecho, susceptible, en su opinión, de llevar "al pecado".

El domingo, la confederación asiática de fútbol (AFC) dio las gracias oficialmente a las autoridades iraníes por haber permitido que las mujeres "fuesen testigo de un evento excepcional".