Deportes
Sábado 19 de Mayo de 2018

La claridad y el conocimiento de Sergio Oveja Hernández

El director técnico de la selección argentina de básquetbol, que está en Mendoza, culmina este sábado sus disertaciones para los entrenadores.


Lucio A. Ortiz

ortiz.lucio@diariouno.net.ar

Los directores técnicos tienen el placer de asistir a las disertaciones y a las enseñanzas que deja Sergio Hernández en la Clínica Anual de Reválida de Entrenadores 2018. El cursado comenzó el jueves en el estadio Vicente Polimeni y finalizará este sábado con una doble jornada con la participación de César Varettoni y Mónica Pozzebón.

Sergio Oveja Hernández es el actual entrenador de la selección argentina de básquetbol. La Generación Dorada marcó un antes y un después en el básquetbol nacional. Sólo queda uno en actividad en el combinado mayor. Y dijo de ellos: "Yo no los extraño. Ellos son los que extrañan. Scola sigue vigente pero ya se fueron alejando de la actividad, Oberto, Pepe Sánchez, Gutiérrez, Prigioni, Sconochini, recientemente Nocioni. Ginóbili también dejó la selección y sigue en la NBA. Ellos sentían un apego grande con el equipo argentino y por supuesto que sienten el hecho de no vestir más la celeste y blanca".

Y de la brecha que existe en estos momentos, con la falta de esas figuras, mencionó: "En todos lados ocurre. Acá se terminó una generación y nos hemos ido amoldando a los jugadores que tenemos en todo el mundo y en la Liga Nacional. Le va a pasar a España cuando Pau Gasol no juegue más, pero ellos ahora tienen potencial para jugar torneos en Europa, con equipos B o equipos C. Ya le pasó a Serbia, a Francia...al único que no le ocurre es a Estados Unidos, que saca jugadores y los remplaza por otros mejores".

El ranking mundial de la FIBA tiene en el primer lugar a EE.UU. y luego a España, Francia, Serbia y en quinto lugar a Argentina, por encima de Lituania, Eslovenia, Croacia y tantos países con un básquetbol de jerarquía. Y opina Hernandez: "No somos una potencia en básquetbol. Tenemos buenos jugadores, de un nivel notable, pero no tenemos el biotipo para ser los mejores. Tenemos buen juego, inteligencia y otros atributos, que nos llevan a estar en los lugares de arriba o a pelear instancias definitorias en los Juegos Olímpicos y los Mundiales".

Y continuó: "En fútbol sí somos potencia. En cualquier torneo el seleccionado argentino es considerado favorito aunque no esté en el mejor nivel. En cualquier lado se habla de Argentina en fútbol. Junto a Alemania, Brasil y España, en los últimos años. Nuestro seleccionado es un referente. El básquetbol argentino llegó a tener 250 jugadores en Europa, se los llevaban a los 17 o 18 años. Pero se terminó ese éxodo argentino por cierta crisis europea".

Una vez Pablo Coleffi (dirigía a Regatas), que era vecino de Emanuel Ginóbili, cerca del club Bahiense del Norte, lo describió a Manu, en la etapa juvenil, diciendo que "jugaba como un negro, como un NBA, no tenía prejuicio en hacer cualquier acción talentosa". Entonces Oveja Hernández manifestó: "Manu es un jugador absolutamente diferente conceptualmente inteligente y genial. Su inteligencia lo hizo obtener sabiduría en el juego y sobresalir en la NBA, que es una jungla de atletas. Su conocimiento tan ordenado lo ha hecho trascender y te cuento que Adrián Paenza (periodista, matemático, escritor y profesor de matemáticas), cada vez que escribe un libro, antes de que salga publicado, le envía una copia a determinadas personas para que le hagan una devolución o correcciones. Una de esas personas es Ginóbili, que siempre le encuentra algún error".

De la actualidad del seleccionado argentino y la participación en el torneo clasificatorio de América, para el Mundial de China 2019, se refirió al decir: "Es muy importante jugar las ventanas clasificatorias. Nosotros tenemos que jugar los dos partidos que nos quedan por el grupo A en San Juan el 28 de junio, frente a Panamá, y 1 de julio en Montevideo, frente a Uruguay. Después nos cruzaremos con la otra zona y finalmente saldrán los 7 equipos de América que irán a China".

Y siguió: "El Mundial tiene más importancia porque también allí se determinarán los clasificados a los Juegos Olímpicos y no habrá más preolímpicos. La FIBA quiere que los mundiales de básquetbol tengan mayor jerarquía".