Deportes
Miércoles 24 de Enero de 2018

La magia está intacta: lo mejor de la despedida de Aimar en Río Cuarto

El cordobés volvió a ponerse los cortos, al menos por un rato, para cumplir el sueño de jugar junto a su hermano para Estudiantes de Río Cuarto.

El actual entrenador de la Selección Sub-17 y eximio mediocampista, Pablo Aimar, concluyó definitivamente su carrera futbolística al jugar el partido entre Estudiantes de Río Cuarto frente a Sportivo Belgrano por la primera fase eliminatoria de la Copa Argentina.

Tras dos años y siete meses de inactividad, el ex-River volvió a disputar un partido oficial que quedará en la historia familiar, ya que, además de ser su último encuentro, pudo finalmente cumplir el sueño de compartir equipo con su hermano Andrés.

Ante un colmado Estadio Ciudad de Río Cuarto Antonio Candini, que tuvo incluso al técnico Marcelo Bielsa en las tribunas, el "Payito" jugó con la camiseta celeste del club de su infancia, que tuvo la particularidad de llevar una frase de La Renga: "El final es en donde partí".

El primer tiempo de Aimar

Embed

Su salida en medio de una ovación

Embed


>>> ¡Piedra libre! Mirá quién pasó a ver a Aimar

"Es muy probable que sea mi último partido, mi despedida, y es bueno que no sea en un amistoso. La cuenta pendiente era esa, jugar por algo, más allá de que puede salir mal. Sin desafíos no se puede vivir", había manifestado Aimar la semana pasada, quien lució la casa número 10 del local y recibió de su hermano la cinta de capitán para este encuentro.

El cordobés, que supo cautivar a propios y ajenos en River, Valencia, Zaragoza, Benfica y la Selección argentina, mostró su categoría cada vez que tuvo el balón en sus pies y, pese a tratarse de un partido oficial, fue agasajado y reconocido por sus rivales, incluso cuando le cometieron faltas para frenarlo.

El "Payito", apodo heredado de su padre, Ricardo "Payo" Aimar, fue reemplazado a los cinco minutos de la segunda etapa por Bruno Sepúlveda, cuando el encuentro iba empatado en cero, tras el 2-1 en la ida a favor de Sportivo Belgrano.

El último partido oficial de Aimar había sido el 31 de mayo de 2015, en el triunfo 2-0 de River frente a Rosario Central en el Monumental.

Con 38 años, el cordobés se desempeña actualmente como entrenador del seleccionado argentino Sub-17 y anteriormente, en su larga etapa como jugador, supo ganar títulos en todos los clubes en los que jugó: obtuvo campeonatos locales e internacionales con River; ligas de España, Copa de la UEFA y Supercopa de Europa con Valencia; torneos portugueses con el Benfica; y una liga de Malasia con Johor Darul Takzim.

Asimismo, fue uno de los integrantes del recordado conjunto sub-20 que dirigía José Néstor Pekerman y que se alzó con el Mundial de la categoría juvenil en Malasia 1997.

Con la Selección mayor jugó los mundiales de Corea-Japón 2002 y Alemania 2006; la Copa Confederaciones 2005; y las ediciones de 1999 y 2007 de la Copa América.