Deportes
Domingo 01 de Julio de 2018

"La Mona" se retiró a los 61 años

Gran deportista. Empezó a jugar en 1973 y hace una semana Mónica Marcuzzo se retiró del hockey sobre césped competitivo jugando para Maristas. Fue de las primeras en practicarlo

Comenzó a jugar al hockey sobre césped en 1973 y hace una semana decidió ponerle punto final a su carrera extraordinaria. Con 61 años Mónica Marcuzzo es el símbolo del deportista sanrafaelino.

"Un día estaba entrenando atletismo y vi un grupo de chicas que corría y me llamó la atención. Me acerqué y pregunté. 'Vamos a jugar a un deporte que se llama hockey', me dijeron; ahí me presentaron al señor Domingo Piano, el impulsor de este deporte en San Rafael".

A los pocos días Piano llevó unos palos de escoba y una pelotita, si bien no eran los elementos reales se asemejaban bastante.

"A los dos meses más o menos hizo unos palos en una carpintería con una pipa despegada del palo, por lo tanto cuando pegabas esa parte se salía. Fue muy cómico pero bueno así fueron los comienzos del hockey en esta ciudad", recordó.

El primer amistoso del combinado sanrafaelino fue ante Yerutí con triunfo del campeón mendocino por 11 a 0.

Posteriormente se formó el club Universitario y "Mona", como la apodan, integró ese primer equipo. "Éramos pocos los que trabajábamos y después de 24 años nos fuimos yendo hasta que se disolvió", comentó.

Como su hija jugaba en Maristas, Mónica optó por seguir practicando el hockey en esa institución.

Hace una semana vistió la camiseta verdiblanca por última vez. "Uno de los principales motivos es la edad, es mucho ya, me siento bien físicamente pero la velocidad lógicamente ya no es la misma. Ya lo venía pensando. De todos modos no seguirá en la parte competitiva pero sí jugando al hockey como diversión. No me veo sin un palo de hockey".


Luego de tantos años de palo y bocha Mónica recordó a la gente que la acompañó durante tantos años.

"Quiero agradecer a mis padres que siempre me apoyaron, a un compañero como Eduardo Olmedo (el padre de mis hijos) que siempre me acompañó (hasta que falleció). Luego encontré a mi actual compañero, Alejo Cebrián, que también me acompaña, al club Maristas que me abrió las puertas y a la comisión directiva por haber hecho realidad el sueño del sintético y a todos los entrenadores que tuve".

Se retiró una grande, con un físico privilegiado y un talento natural admirable.



En acción. Durante su último partido donde se retiró marcando un gol.

Mónica Marcuzzo 1.jpg


Comentarios