Deportes
Jueves 08 de Febrero de 2018

La "nueva" B Nacional va tomando forma

Los dirigentes de la segunda categoría del fútbol argentino se reunieron con Claudio "Chiqui" Tapia y la idea es oficializar el proyecto en marzo.

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) modificará el torneo de la Primera B Nacional, que a partir de la próxima temporada oficial se disputaría dividiendo a los equipos en dos zonas: una metropolitana (CABA y Gran Buenos Aires) y la otra con clubes del interior.

El proyecto de reestructuración del fútbol de la B Nacional, que se conocerá en marzo, modificará también los campeonatos de las otras tres divisiones de ascenso; la B Metropolitana, la C y la D.

La idea que tienen aún "en borrador" los dirigentes del ascenso, que este jueves estuvieron reunidos con el presidente de AFA, Claudio "Chiqui" Tapia, es la misma que hace tiempo vienen analizando: bajar los costos de un torneo (la B Nacional) que les resulta muy caro a los clubes.

Sin embargo, está posibilidad de diagramar un nuevo torneo siempre tuvo la oposición de los clubes del interior.

Pero se especula que, las diferencias entre los clubes podrían quedar de lado si se impone la idea de dividir a los equipos de la zona Metropolitana y el Gran Buenos Aires en un grupo y a los equipos del interior del país en otro.

Para ello, el proyecto en ciernes prevé sumar en la Primera B Nacional a varios equipos de la actual B Metropolitana y lo mismo ocurriría en la zona interior por así llamarlo, sumando a varios clubes que actualmente militan en el Federal A.

En algunas de las conversaciones que mantienen los dirigentes del ascenso con Tapia, el presidente de AFA analizó la posibilidad de reunir a 40 equipos por cada zona para jugar a una sola rueda todos contra todos en cada torneo.

El capítulo de los ascensos aún quedó en discusión, ya que para aceptar esta nueva forma de torneos, los clubes del interior pretenderían dos ascensos directos por su zona y lo mismo pedirían los clubes de la zona metropolitana.

De ahí a lograr está pretensión quedará mucho por "negociar" con la Superliga, que lo que pretende es ir achicando el número de equipos en la Primera División, como se viene sosteniendo desde que se creó el torneo superior.

La otra cuestión a tener en cuenta y no menos importante será el dinero a repartir entre tantos clubes si se aprobará esta nueva Primera B Nacional.

Actualmente los 25 clubes se distribuyen unos 120 millones de pesos que, con el aumento de un 15 por ciento gestionado hace poco por Tapia, alcanzan unos 140 millones de pesos.

De ampliarse el número de clubes a 40 por zona, otros valores deberán barajarse para dejar a todos conformes.

Al aumentar el número de equipos en la B Nacional sumando a clubes de la B Metropolitana, esta división sufriría cambios.

Para ello, el proyecto estipula que varios clubes (aún no se determina el número) de la Primera C asciendan una categoría y junto a los que sigan en la B Metro jueguen ese torneo.

De la misma manera, los equipos que actualmente militan en la Primera D ascenderán a la Primera C para jugar con los equipos que se mantengan en la categoría.

Esta posibilidad eliminaría prácticamente la categoría D que es una divisional semiamateur y que actualmente solo tiene 16 equipos compitiendo.

En la zona llamada "interior" ocurriría lo mismo, pero con los clubes del Federal A que ascenderían a la B Nacional Interior. Mientras que las categorías que siguen; Federal B y Federal C se irían completando de la misma forma que se haría en las zonas "metro".

Es probable, no obstante, que a esta idea de virtual "regionalización" de los torneos de ascenso del futbol argentino le falten todavía algunos capítulos más para descubrir. Como el de la televisación de dichos campeonatos, por ejemplo.

Por ahora, la única certeza que existe en AFA es que la decisión del cambio en la forma de jugar el ascenso está resuelta.