Deportes
Sábado 12 de Mayo de 2018

La polémica que dejó sin Libertadores al Rojo

En Independiente se quieren comer crudo a Echenique. El equipo de Holan jugó mal pero también terminó re caliente y con razón.

Independiente aún no puede creer lo que le pasó. Tenía todo para conseguir el objetivo pero, en la última fecha de la Superliga, se quedó con las manos vacías.

El Rojo perdió con Unión y se quedó fuera de la Libertadores 2019; mientras que el Tatengue se metió históricamente en la Sudamericana.

La amargura por la derrota se mezcló con la bronca por un penal no cobrado a los 43 del segundo tiempo.

Martín Benítez remató al arco y la pelota fue rechazada por Jonathan Bottinelli con su mano izquierda.

El referí no sancionó falta por considerar que no hubo intención por parte del defensor de Unión.



Embed

La mano, con la ayuda de la tecnología

Embed

"Teníamos todo para ganar y nos vamos sin nada. Estaban las oportunidades y no las supimos aprovechar -apuntó-. Ahora tenemos que pensar en el partido del jueves (ante Millonarios de Colombia) y en los dos encuentros de Copa que nos quedan para poder conseguir los objetivos de pasar a la siguiente ronda", declaró con más tranquilidad Ariel Holan tras el encuentro.


"Hay muchas oportunidades de entrar en la próxima Copa, pero esto no quiere decir que hoy no tuviéramos todas las chances para hacerlo de forma directa. El equipo hizo un buen semestre y en el anterior habíamos dejado puntos importantes. Llegar a la última fecha con la obligación de ganar y ante un rival que juega bien, pueden pasar estas cosas", agregó.