Copa Argentina
Viernes 12 de Octubre de 2018

Le cerraron la puerta al clásico

El gobernador de Santa Fe decidió que Rosario Central y Newell's no jueguen su partido por cuartos de final de la Copa Argentina en la provincia. La sede está por definirse.

La organización de la Copa Argentina confirmó hoy que el clásico rosarino entre Central y Newell s Old Boys no se disputará en territorio santafesino por decisión del gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz.

"Por decisión del gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, el clásico rosarino no se jugará en la provincia, ya que no existen garantías para que el encuentro, correspondiente a los cuartos de final de la Copa Total Argentina, se dispute con ambas parcialidades", publicó la página oficial del certamen.

Lo que aún no se estipuló es el día y el horario de cuándo se jugará el partido, como así tampoco el escenario, aunque la opción más firme es el estadio de Lanús, pero sin público de ninguna de las dos hinchadas.

Según había adelantado la agencia NA, los responsables de la seguridad de la provincia tenían intenciones de que el clásico se juegue en Santa Fe, pero finalmente se decidió que se haga en otro lugar por razones de seguridad.

El partido, por los cuartos de final del certamen, no se disputará en la provincia de Santa Fe ya que "no existen garantías" para que tenga la presencia de "ambas parcialidades".

"El espíritu de la Copa Argentina es jugar todos los partidos con ambos públicos. Accediendo incluso en este caso a limitar la cantidad de entradas si es que esto favorecía al normal desarrollo del evento. Luego de varias reuniones entre la organización del certamen y los organismos de seguridad, se comunicó desde la Gobernación de Santa Fe que desisten de realizar Newell's – Rosario Central en la provincia", indicaron desde la organización.

Incluso, se agregó que "la organización del torneo llevó adelante todos los pasos y ofreció distintas opciones para poder disputar el encuentro con ambos públicos. Entre ellas, la venta de entradas limitadas y nominadas, y la posibilidad de elegir la sede con mayores garantías para el desarrollo del partido. Sin embargo, desde la Gobernación rechazaron llevar adelante el clásico rosarino".