Deportes
Martes 07 de Agosto de 2018

Marco Ruben, durísimo

El delantero de Central criticó fuertemente a la dirigencia canalla y dio detalles de su situación.

El delantero Marco Ruben criticó fuertemente a la dirigencia de Rosario Central, a la cual acusó de querer ensuciarlo después de no haber aceptado la renovación del contrato que vence en diciembre de este año.

En una conferencia de prensa realizada en Arroyo Seco una vez que terminó el entrenamiento, el ídolo "canalla" opinó que "desde el momento que yo decidí no renovar contrato se dijeron muchas mentiras y se armó este papelón".

Ruben reconoció que la posibilidad de ir al Santos de Brasil "está caída" y expresó: "Quiero explicar por qué no renové contrato. Lo venía aguantando porque no quería quilombo. Pero acá se dijeron muchas cosas que me dolieron muchísimo como que yo me quería ir libre en diciembre, que estaba enojado, que no estaba cómodo teniendo a (Fernando) Zampedri adelante y que me quería ir".

El delantero contó que "volví de las vacaciones con ganas de seguir en Central" y confesó que un incumplimiento de la dirigencia le generó "un perjuicio económico muy grande".


Embed

"Me mandan una propuesta, le digo que no. Me mandaron otra y también le digo que no. Hay dos cosas importantes en esto: una es la económica. Ellos tienen un presupuesto y tienen que cuidarse, pero no puedo firmar ese contrato", indicó.

Y profundizó: "La otra es más decisiva: en el contrato actual se firmó algo que no se cumplió. Faltaron a su palabra y eso me molesta. No en lo sentimental, me molesta porque en lo que me fallaron me provocó una pérdida económica muy grande. Es decir, yo estoy cobrando la mitad del contrato que firmé".

Ruben reveló que al momento de firmar "había negociado un número en dólares y cuando voy estaba el contrato en pesos, con una suba del 10 por ciento anual".

"Yo dije que no porque en este país el dólar estaba subiendo un 35 o 40 por ciento. Me pidieron que les hiciera un favor y que firmara, que año a año me iban a ir acomodando eso. Y yo firmé. A partir de eso nunca más vinieron a hablar de ese tema. Tampoco me parecía que yo lo fuera hablar, se había arreglado de palabra", disparó.

Con este escenario, Ruben reveló que cuando no aceptó la última propuesta para extender su vínculo "comenzó este papelón, esta red de mentiras que buscaron hacerme mucho daño y mentirle a la gente".

"Por eso decidí apartarme de este quilombo, dejar que las cosas pasen y dije que estaba dispuesto a salir de Central siempre y cuando llegara algo favorable para el club y para mí.

Esto que cuento no tenía pensado decirlo, pero he escuchado tantas cosas de la dirigencia que me decidí a hablar. Me dañaron mucho e intentaron ponerme en contra a la gente de Central", afirmó.

A pesar de esta situación, Ruben manifestó que "por ahora sigo en la institución", aunque no garantizó que antes que cierre el libro de pases se termine marchando.