Deportes
Lunes 22 de Enero de 2018

"Me gustaría ser presidente de la Federación Mendocina"

"Sé que no se puede, pero apoyaría a quien esté al frente con ganas de trabajar", expresó el ex campeón mundial Pablo Chacón.


Raúl Adriazola

adriazola.raul@diariouno.net.ar

No hace falta hundir mucho el bisturí para darse cuenta de que en el boxeo algo anda mal. Tanto a nivel nacional como local, el nivel técnico es bajo, cuesta mucho organizar peleas debido a la falta de respaldo económico, y las figuras convocantes brillan por su ausencia. Pero tal vez lo peor es la pobreza del semillero de la actividad, el amateurismo, que con poca competencia no puede alcanzar el desarrollo necesario para forjar en forma idónea a las figuras del mañana.

El problema no es exclusivamente local, si no también nacional, y un país que logró 24 de sus 74 medallas olímpicas gracias a este deporte, además de 44 campeones mundiales profesionales, hoy padece una sequía casi total y sólo cuenta con un titular ecuménico (Brian Castaño, campeón superwelter de la AMB). Mendoza aportó siete campeones, y tras los intentos de Juan Carlos Reveco (pelea el 24 de febrero) y Jonathan Barros, seguramente habrá que esperar mucho tiempo para ver a uno de nuestra tierra alzar una corona global, ya que no hay muchos candidatos en el horizonte.

El nombre de Julio Pablo Chacón significa mucho para la provincia y el país. Precisamente él fue el responsable del resurgimiento y reverdecer de los laureles locales, trayendo una medalla olímpica como no rentado, y luego un campeonato mundial (pluma OMB), siendo responsable además de dos campeones surgidos de su gimnasio, los mencionados Reveco y Barros. El Relámpago fue consultado y expresó sin eufemismos su análisis de la situación del boxeo actual.

Diagnóstico y prescripción

"El boxeo profesional está en un momento de transición, hay una camada nueva que hay que esperar para que den frutos. Es una época de recambio. Pero es muy difícil darles actividad por los costos que acarrean los festivales. En cuanto a los chicos, si no tenés buen boxeo amateur, luego no podés tener buenos profesionales; es la base de la actividad", arrancó explicando el ídolo nacido en Las Heras. "El boxeo argentino, y principalmente el mendocino, están estancados y falta preocupación por parte de la dirigencia y se necesita una renovación, un cambio y fundamentalmente gente con ganas de trabajar y sobre todo que quiera al boxeo", agregó Chacón.

"Yo no estoy en contra de nadie; estoy a favor del boxeo. Amo el boxeo y me duele lo que pasa. Cada nuevo Juego Olímpico vuelvo a tomar protagonismo porqué soy el último ganador de una medalla de boxeo, y eso fue en 1996, es una vergüenza", aclaró quien fuera forjado por Ricardo Bracamonte en el mítico gimnasio Mocoroa de Paco Bermúdez y por el cubano Sarvelio Fuentes en la selección nacional.

Ya entrando en el terreno de las posibles soluciones, Pablo explica: "Me gustaría ser presidente de la FMB. Sé que no se puede, por mi condición de entrenador, pero apoyaría a quien esté al frente, pero con ganas de trabajar, y que busque lo mejor para el boxeo mendocino. Se necesita que la Federación (Mendocina) tenga sus papeles al día (libro de actas, balances, etc.) para que los amateurs puedan recibir subsidios o ayuda del gobierno, que de otra manera se pierden. Hay dos o tres chicos de mi gimnasio que están preseleccionados para el equipo argentino, (Kevin Muñoz, Joel Mafauad, Ramón Quiroga) por mi relación con la gente de Buenos Aires, pero porqué yo viajo por mi cuenta a la FAB para que los chicos se muestren. Hace años que no se arma una verdadera selección mendocina para que vayamos a los campeonatos argentinos con fuerza. Estamos muy lejos de otras provincias como santa Fe, Córdoba o Buenos Aires", disparó Chacón.

Respecto del apoyo económico -fundamental- para desarrollar el boxeo, multiplicando la cantidad de torneos y festivales, comentó: "Una de las formas sería gracias a la ayuda del gobierno, pero también de la parte privada, que puede beneficiarse con publicidad. Pero al no tener la entidad fiscalizadora los papeles al día, no puede recibir ayuda en forma de subsidios, y esto no puede ser", dijo el ex ahora entrenador.

Buscando aclarar su posición, expresó el ex bronce en Atlanta: "Yo no busco ningún cargo, simplemente me ofrezco para ponerme a disposición de quien quiera trabajar, de hacer para levantar el nivel de nuestro boxeo. Se necesita que la actividad sea permanente y periódica. Hace años que no se hace boxeo en la FMB. El último que organizó fue mi gimnasio, y es algo que cuesta mucho, sobre todo mucho dinero, y no se recibe ayuda", dijo, y agregó para cerrar: "Hace un tiempo ayudé a gestionar para que la Municipalidad de Capital se pusiera de acuerdo con la Federación, y ellos se van a hacer cargo de remodelar y reactivar el estadio (Pascual Pérez), que va a seguir siendo de la Federación, pero así se generarán recursos gracias a los otros deportes y actividades que se harán allí, y se podrá modernizar y mantener en forma óptima la casa del boxeo mendocino".

El boxeo está en crisis, los púgiles no seducen a los aficionados, los estadios están vacios, mientras los chicos sueñan y trabajan en silencio.