Deportes
Viernes 04 de Mayo de 2018

No lo dejan volver a Letonia y espera por su eventual detención

Alexis Zárate, condenado a seis años y medio de prisión por abuso sexual, deberá esperar la decisión final en Argentina.

El jugador de fútbol Alexis Zárate, de 23 años, condenado en segunda instancia a seis años y medio de prisión por haber abusado sexualmente de una joven en 2014 y a quien la justicia le denegó la semana pasada el permiso para volver a Letonia, donde juega, espera por estas horas la decisión de un tribunal respecto de su eventual detención.

"Zárate se presentó la semana pasada a declarar intimado por la justicia y pidió permiso para volver a jugar a su equipo (FK Liepaja) en Letonia, pero el tribunal en lo Criminal 1 de Lomas de Zamora no hizo lugar a la solicitud de fijar domicilio legal en Europa por temas laborales", dijo a Télam Raquel Hermida, abogada de Giuliana Peralta, la denunciante.


La letrada aseguró que el tribunal "le prohibió ausentarse por más de 24 horas del domicilio que indicó al iniciarse la causa", en la localidad de Piñeyro, en el partido bonaerense de Avellaneda.

La Sala V del Tribunal de Casación de la provincia de Buenos Aires confirmó la condena de 6 años y medio de prisión al ex defensor de Independiente, y se espera que la resolución sea enviada al Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°1 de Lomas de Zamora, que deberá decidir si libera o no una orden de detención del futbolista.

"La decisión final sobre el destino de Zárate la tiene el tribunal de Lomas de Zamora", dijo Hermida, quien aclaró que aún no le llegó la notificación oficial de la Cámara de Casación sobre el fallo divulgado ayer.

La abogada aseguró además a Télam que otras mujeres acusaron a Zárate por abuso aunque aún no radicaron denuncias en la Justicia.

"Durante el proceso (penal) recibí varios llamados de chicas de dijeron haber sido abusadas por Zárate, hay dos casos que parecen firmes, uno en Buenos Aires y uno en Córdoba", provincia de donde es oriundo el deportista.

El caso

En marzo de 2014, Martín Benítez, jugador de Independiente, y Peralta, quien entonces era su novia, fueron a bailar a un boliche de Quilmes y regresaron al departamento de Zárate, ubicado en Brandsen al 5900, en Wilde, donde tuvieron relaciones sexuales.


La pareja se quedó dormida, y fue en ese momento cuando Zárate ingresó a la habitación y abusó de la mujer, quien se despertó y comenzó a "forcejear con él y a gritar para que Benítez se despertara, pero éste parecía seguir durmiendo", según detalló la abogada.

Después de más tres años de instancias legales, la joven enfrentó el juicio en el que el futbolista fue declarado culpable del delito de "abuso sexual con acceso carnal" y condenado a seis años y medio de prisión.

Sin embargo, la defensa apeló la decisión y mientras la Cámara de Casación tomaba una determinación, lo que ocurrió este jueves, el futbolista se fue a jugar al equipo FK Liepaja de Letonia.