Deportes
Domingo 05 de Noviembre de 2017

Qué decía el mosaico que preparó River en las tribunas

Como en cada partido importante, la Subcomisión del hincha "vistió" el Monumental de manera especial.

River Plate -y el ídolo Marcelo Gallardo- recibieron un fuerte respaldo por parte de los hinchas que fueron al estadio Monumental en la previa del Superclásico ante Boca Juniors, tras el golpe que significó la eliminación en la Copa Libertadores de América.


Tal como sucedió en todos los partidos importantes del ciclo del "Muñeco" Gallardo, los hinchas "millonarios" armaron un gran recibimiento para el equipo en la previa del clásico número 200 del profesionalismo.


La Subcomisión del Hincha riverplatense organizó un gran mosaico en la platea San Martín alta con los colores de la bandera nacional y en letras negras las iniciales del Club Atlético River Plate.


En las otras tres tribunas se desplegaron las tiras blancas y rojas de manera alternada para adornar un Monumental colmado que respaldó al equipo, después de la eliminación en semifinales de la Copa Libertadores ante Lanús.


>>> En el recibimiento, los de River dejaron pagando a los jugadores de Boca

>>> Crónica, fotos y videos del Superclásico

mosaico.JPG

mosaico2.JPG


Las bombas de estruendo que explotaron desde las afueras del estadio anunciaron la salida del equipo, que saltó al impecable césped de Núñez con una campera negra.


Unos segundos después fue el turno de Boca que casi pasó inadvertido cuando asomó con la tradicional camiseta azul y oro.


La ovación a Gallardo con el "Muñeco, Muñeco" y el famoso "el que no salta, abandonó" fueron los gritos de guerra de los hinchas riverplatenses antes del pitazo inicial del árbitro Néstor Pitana.


A pesar de la expectativa del Superclásico, los cantos de la hinchada recién comenzaron a diez minutos del inicio del encuentro cuando en la pantalla del Monumental se anunció el plantel para el cruce de la 8va. fecha de la Superliga.


El más ovacionado fue el entrenador Marcelo Gallardo y la terna la completaron el capitán Leonardo Ponzio y el defensor Jonatan Maidana.


La desilusión que significó no estar en la final del certamen más importante de Sudamérica no impidió que River disfrutara de un recibimiento acorde que, a la vez, demostró al mundo que el superclásico del fútbol argentino es un espectáculo que nadie debería perderse.