Deportes
Domingo 10 de Junio de 2018

Quiere compartir su experiencia europea

Un grande. Emilio Jesús Carricondo regresó a San Rafael luego de varios años compitiendo en el ciclismo español. Le gustaría enseñar y compartir sus vivencias. Un deportista que compitió a un alto nivel

Luego de alrededor de veinte años viviendo en España (aún conserva algo del acento), Emilio Jesús Carricondo regresó a San Rafael para compartir su rica experiencia en el ciclismo europeo.

Con mucha nostalgia recordó sus inicios, los momentos de sus primeras pedaleadas.

"Un amigo (Claudio Pinillos) me invitó para que me presentara a correr pero no me cerraba la idea porque habíamos salido a entrenar (se estaba preparando para el Pentatlón), no había competido nunca. Ese domingo fui a correr en el circuito de Los Campesinos y me fue bastante bien, me entusiasmé y desde ese día hasta hoy no me he bajado de la bici".

En 1995 Emilio se fue a vivir a la península ibérica para dedicarse de lleno al ciclismo y al año siguiente, integrando la selección argentina, participó en la Copa del Mundo de Ruta que se desarrolló en la ciudad de Lugano, Suiza.

"Estar en un mundial era una gran ilusión que pude lograr. Fuimos junto a Rubén Pegorín, aunque en inferioridad de condiciones respecto de todos nuestros rivales. El día de la carrera llovió muchísimo y mientras todos hacían la entrada en calor bajo techo nosotros la realizamos bajo el agua. Por suerte esas diferencias con el tiempo se han acortado bastante", señaló.

En España al principio integró un equipo amateur y luego pasó al Kelme B, aunque con constantes pruebas en el elenco A.

"En un determinado momento tuvo la posibilidad de pasar al equipo A pero vi cosas raras, turbias y entonces opté por estudiar", aclaró.

El equipo Kelme (desapareció en 2006) tuvo muchos problemas relacionados con el doping de sus ciclistas.

"No estoy arrepentido de la decisión que tomé en aquel momento. Pude competir en el alto nivel europeo, la cuna del ciclismo y haciendo un buen trabajo", añadió.

Un buen análisis

Luego de varias temporadas compitiendo junto a los mejores del mundo, Carricondo compartió sus sensaciones.

"Realmente ese ritmo de vida cansa porque es muy duro, la preparación, el cuidado y lo psicológico. Es una larga espera para llegar y disfrutar".

En épocas donde no existían las redes sociales y las noticias no tenían tanta rapidez el ciclista sanrafaelino se impuso en un par de carreras en España.

Además fue el único pedalista mendocino en ganar la clásica "Rutas de América" que se disputa desde 1972 en Uruguay; pero poca gente se enteró de esos logros.

Buen contrarrelojista y sprinter, Carrincondo sobresalió en los tramos llanos.

Futuro

Instalado en su tierra natal desde hace un año Emilio tiene objetivos relacionados con las dos ruedas.

"Mi idea sería tratar de transmitir a niños y adolescentes lo que aprendí. Y enseñarles cosas positivas para que no cometan los errores que uno cometió".

En España también trabajó como monitor de spinning (ejercicios aeróbico en bicicleta fija).

"En algunos momentos el ciclismo ocupó el primer lugar en mi vida. Ahora que tengo mi mujer y mi hija, ellas son lo primordial. De todos modos siempre trato de buscar momento para salir a pedalear".

Con 45 años de edad aún no se baja de la bici, pero ahora lo toma en forma más recreativa.

Un grande del ciclismo que en su momento no fue reconocido como realmente lo merecía.


Comentarios