Deportes
Lunes 29 de Enero de 2018

Quiere jugar en Boca pero se lo venden al rival más duro de la Copa

Milan le está jugando una mala pasada al Xeneize y al defensor por el que tanto pidió Guillermo. El jugador presiona para venir a Argentina.

Milan acordó la venta de Gustavo Gómez al Palmeiras de Brasil, pero la operación no terminó de concretarse porque el defensor presiona para que sea aceptada la oferta de Boca, donde quiere jugar.

Según supo NA de fuentes cercanas a la operación, los brasileños pagan 7 millones de euros por el 80 por ciento de la ficha del paraguayo, dos más que los cinco ofrecidos por Boca.

Gómez les hizo saber a los dirigentes del Milan que desea jugar en el equipo dirigido por Guillermo Barros Schelotto, pero hace un mes que no se puede destrabar su salida.

Como el presidente Daniel Angelici adelantó que no elevarán la oferta, a excepción que el Milan ceda ante el pedido del jugador, todo indica que el Palmeiras terminará siendo el destino del paraguayo.