Deportes
Jueves 25 de Enero de 2018

Salvó su vida de milagro y lo celebró con el "grito sagrado"

El defensor de Gimnasia Yair Marín sufrió un grave accidente automovilístico y por suerte no le pasó nada. "Fue bastante grave, la estoy contando de casualidad", dijo el capitán mensana.

Por esas cosas del destino el defensor de Gimnasia y Esgrima Yair Marín salió ileso de un terrible accidente automovilístico que sufrió el fin de semana y lo pudo celebrar con el "grito sagrado" en el partido por Copa Argentina.

El capitán mensana marcó el segundo gol de su equipo en la victoria de este martes por la noche ante Juventud Unida. "Estoy contento por el gol porque me tocó vivir un momento de mierda el domingo donde tuve un susto, sufrí un accidente automovilístico y por suerte la estoy contando", dijo a la salida de los vestuarios del Víctor Legrotaglie.

Gol de Marín:

Embed

Y agregó: "Fue bastante grave, la estoy contando de casualidad y por suerte no me pasó nada".

El accidente fue en el acceso Este camino a su casa, en la ciudad de Palmira, luego de finalizar su jornada de entrenamientos con el blanquinegro. El auto dio varios tumbos y quedó con las cuatro ruedas hacia arriba.

marin0.jpg
<p>Marín recibe el abrazo de su compañero de zaga Diego Mondino. (Nicolás Galuya/UNO).</p><p></p>

Marín recibe el abrazo de su compañero de zaga Diego Mondino. (Nicolás Galuya/UNO).

"La verdad que se hace difícil creer como estoy acá, el auto quedó destrozado. Por suerte ya pasó y acá estamos", remarcó con mucha fe el marcador central.

Así quedó el auto:

marin1.jpg
Gentileza.
Gentileza.
marin2.jpg
Gentileza.
Gentileza.