Deportes
Viernes 13 de Julio de 2018

Se viene... Pacquiao desafía a Matthysse en Kuala Lumpur

El próximo domingo, el púgil argentino enfrentará al filipino, que a sus 39 años, podría colgar los guantes luego de este pleito.

Manny Pacquiao desafía al argentino Lucas la Máquina Matthysse por el título mundial del peso wélter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), el domingo en Kuala Lumpur, en el combate que podía significar el cierre de la legendaria carrera del boxeador filipino.

A sus 39 años, familiares y amigos han pedido a Pacquiao que abandone el boxeo, incluso su ex entrenador, el famoso Hall of Fame Freddie Roach, le aconsejó que lo dejara tras caer con el australiano Jeff Horn hace un año.

La velada comenzará a las 21 y para verla pot TV habrá que tener contratato el pack de TNT Sports.

box.jpg


¿Pelear más allá de los 40 años?
Una segunda derrota consecutiva, en esta ocasión ante el peligroso argentino en el Axiata Arena de Kuala Lumpur, podría obligar a Pacquiao a alejarse del boxeo definitivamente.

Pero un triunfo para el único boxeador que ha ganado el título mundial en ocho categorías de peso diferente -en una carrera de 23 años, 59-7-2, 38 por KO-, le daría crédito para extender su trayectoria hasta más allá de los 40 años, que cumple en diciembre.

"No estoy diciendo que sea la última, pero será la base para reflexionar sobre continuar o no", señaló Pacquiao durante su campo de entrenamiento.

El preparador físico de Pac-Man, Justin Fortune, cree que el mundo verá de nuevo al "viejo Pacquiao" y silenciará a aquellos que cuestionan que su cuerpo esté capacitado para luchar contra los mejores.

Pacquiao persigue en Kuala Lumpur su 60ª victoria desde que pasara a profesionales en 1995 pero, desde que ganara 38 de sus primeras 47 peleas por nocáut, no ha logrado un KO en sus últimos 9 años.

"Se está pareciendo al viejo Pacquiao, su metabolismo es espectacular, es un monstruo", añadió Fortune sobre el boxeador, además senador en Filipinas, que sueña con presidir un día el país.

Matthysse (39-4, 36 por KO) declaró su admiración por uno de los más grandes boxeadores libra por libra de la historia, pero recordó esta semana que su objetivo es llevar el cinturón a Sudamérica.

"Es un gran campeón, pero todavía no se ha enfrentado a la Máquina", dijo el argentino en la rueda de prensa previa al combate.

"Si decide retirarse después de que le gane, será su decisión. Yo estoy aquí para defender mi título", añadió.