Copa Libertadores
Domingo 18 de Noviembre de 2018

Tevez, Andrada y Buffarini rondan en la cabeza de Guillermo

Los tres jugadores se ganaron la consideración del Mellizo, con vistas a la revancha de la finalísima de la Copa Libertadores ante River Plate.

El delantero Carlos Tevez, el arquero Esteban Andrada y el lateral derecho Julio Buffarini son los tres nombres que ganaron consideración en el director técnico de Boca Juniors, Guillermo Barros Schelotto, para ingresar al equipo inicial que el sábado próximo tendrá el desafío de ganar la Copa Libertadores de América ante River Plate en el estadio Monumental.

Los tres fueron titulares este sábado en la victoria frente a Patronato de Paraná por la Superliga (1-0) y conformaron al "Mellizo", que desde mañana continuará con su evaluación cuando el plantel regrese a los entrenamientos a las 9.30 en Casa Amarilla.

Tevez, de 34 años, relegado del once inicial durante toda la fase final de la Copa, aparece como el candidato más firme a ocupar la vacante en ofensiva que dejó el cordobés Cristian Pavón, luego del desgarro sufrido en la primera final del pasado domingo en La Bombonera (2-2).

Los motivos que lo sustentan son básicamente dos: su enorme experiencia en partidos de esa magnitud y el esquema táctico que planea Guillermo (4-4-1-1), que lo convierte en el candidato ideal para jugar detrás del centrodelantero, su amigo Ramón "Wanchope" Ábila.

El "Apache" tiene sobre el lomo dos finales de Copa Libertadores con Boca (fue campeón en 2003 y subcampeón en 2004) y también dos finales de "Champions", una la ganó con Manchester United de Inglaterra en 2008 y la otra la perdió con Juventus de Italia en 2015.

También jugó la Intercontinental 2003 frente a Milan de Italia y con la selección argentina disputó dos Mundiales (Alemania 2006 y Sudáfrica 2010) y cuatro Copas América (2004, 2007, 2011 y 2015).

"Creo que el sábado puede jugar cualquiera del plantel, está abierto para todos y yo tengo el sueño intacto de estar ahí. Me siento muy bien, muy contento, ahora nos queda esta semana para practicar de cara a la final", declaró Tevez tras el partido con Patronato, en el que recibió también el apoyo del público para jugar en el Monumental.

"La gente lo quiere mucho y sabe que él está esperando este tipo de partidos. Es una de las variantes que tenemos junto con (Darío) Benedetto, (Edwin) Cardona, (Mauro) Zárate y (Cristian) Espinoza", asumió Guillermo sin dar demasiadas pistas al respecto.

En el arco, el panorama quedó un poco más despejado luego del buen retorno de Andrada, que se produjo tras la fractura de mandíbula sufrida el 19 de septiembre ante Cruzeiro de Brasil en la ida de cuartos de final.

El ex Lanús, uno de los refuerzos llegados a mediados de año, era el titular indiscutido hasta ese momento y luego fue reemplazado por el cuestionado Agustín Rossi, que de todos modos fue figura en la primera final.

El nombre de Buffarini ganó terreno por sus últimas buenas actuaciones en el torneo local y, en paralelo, una baja del rendimiento de Leonardo Jara, quien no conformó del todo al entrenador en el 2-2 de La Bombonera.

Otro de los temas que seguirá de cerca Guillermo desde mañana es el estado físico del capitán Pablo Pérez, que la última semana no pudo calzarse los botines por una molestia en un pie.

El plantel de Boca trabajará toda la semana a puertas cerradas y, si bien todavía no es oficial, está previsto que hablen dos jugadores el martes y Barros Schelotto, un día después.

Entre mañana y el martes, los dirigentes del club deben reunirse con autoridades de seguridad de la Ciudad de Buenos Aires para la aprobación de la práctica abierta en apoyo al equipo que se quiere organizar el jueves a las 17 en el estadio.

Uno de los temas a definir es si todos los hinchas podrán ingresar a La Bombonera o estará reservado sólo para socios activos y socios adherentes.

De concretarse, ese día los jugadores trabajarán por la mañana en Casa Amarilla, luego harán movimientos recreativos en el banderazo y desde allí partirán al Hotel Madero para iniciar la concentración.

River y Boca jugarán la segunda y decisiva final de la Copa Libertadores el sábado próximo a las 17 en el Monumental con arbitraje del uruguayo Andrés Cunha.