Deportes
Domingo 09 de Septiembre de 2018

Transita la carrera más difícil de su vida

Duro momento. Un problema en la columna producido por una hernia de disco complicó a Paola Rodríguez. Hace apenas tres semanas volvió a caminar y sueña con volver a subirse a una bicicleta

De una destacada actuación en el Tour Internacional de Uruguay en enero pasó a una operación. Y recién hace tres semanas ha vuelto a caminar. Así ha sido la vida de Paola Rodríguez en los últimos meses.

Todo comenzó con una fuerte caída durante una competencia en 2017, pero como suele suceder los deportistas no le otorgan la importancia necesaria.

Cuando Paola comenzó a preparar el tour uruguayo 2018 desde un principio sufrió fuertes dolores en la espalda. Sin saberlo, una hernia de disco empezaba a complicar el panorama de la ciclista.

La fortaleza física y anímica de Rodríguez pudo más, sin embargo no encontraba una buena posición arriba de la bici y después de los entrenamientos terminaba con severos dolores de cabeza y en la zona cervical.

"La verdad ya no sabía que hacer pero seguía sumando kilómetros porque me había comprometido con el equipo", comentó. Y agregó: "La pasión hace que uno vaya dejando de lado algunos aspectos o quizás no le de la importancia que merecen".

En noviembre los dolores en la espalda eran cada vez más fuertes y con mayor frecuencia y encima se acercaba el momento más duro de la puesta a punto.

Unos estudios arrojaron como resultado una disminución de una vértebra. Pero llegó el Tour donde el Jam Rod Cycling protagonizó una notable performance y entonces los dolores pasaron a un segundo plano.

"En momentos como ese uno se olvida o comete el error de tomar calmantes", sostuvo.

Cuando regresó de la competencia internacional, se relajó, bajó el nivel de adrenalina y el cuadro apareció en escena nuevamente.

"Una mañana me fui a levantar y no pude, no sé cómo pero me levanté y fui a trabajar. Mi familia siempre me aconsejó que parara un poco".

Pero la situación se hizo insostenible, la hernia se dislocó y Paola fue intervenida quirúrgicamente. "Pensamos que el post operatorio sería más sencillo pero no fue así", explicó.

Cuatro meses después de la operación Paola volvió a su vida normal, a las actividades cotidianas con ciertas limitaciones en cuanto a esfuerzo. Pero tuvo una recaída y hace apenas tres semanas ha vuelto a caminar.

"Esas cuatro semanas en cama fueron muy duras, no podía estar parada ni sentada pero por suerte ya estoy mejor tratando de salir adelante", destacó.

En pocos días más, luego de una nueva consulta al médico, comenzará la parte de natación que le servirá para fortalecer el abdomen y la espalda. Posteriormente, si todo marcha bien, podrá subirse a un bici fija.

"La he pasado tan mal que en este momento no está en mis planes competir. Quiero disfrutar un poco más de las cosas simples y si me recupero bien, el año que viene quizás pondremos otros objetivos", confesó.

Si bien la pasó mal, Paola no bajó ni bajará los brazos y en poco tiempo más regresará a las rutas.

Comentarios