Deportes
Jueves 21 de Diciembre de 2017

Tras la detención de Fabbro, habló su novia Larissa Riquelme

La modelo se refirió por primera vez en forma pública a la acusación que pesa sobre su pareja. El futbolista está acusado de abusar de dos menores.

El futbolista argentino nacionalizado paraguayo Jonathan Fabbro, de 35 años, aceptó voluntariamente ser extraditado a la Argentina a prestar declaración indagatoria en la causa que se le sigue por abuso sexual a una menor, tras ser detenido en la ciudad mexicana de Puebla, según adelantó el abogado defensor del ex jugador de River y Boca.


Voceros de la querella manifestaron que ve con "optimismo" la detención del futbolista.


Según el querellante, los informes testimoniales de la niña y las pruebas que se le hicieron en Cámara Gesell "han dejado probadas tanto la acusación como la demanda primaria".


Apresado frente al hotel Villa Florida San Andrés Cholula, en Puebla, Fabbro estaba alojado allí junto a su novia Larissa Riquelme y fue trasladado a la ciudad de México donde quedó a disposición del juez.

Riquelme se refirió por primera vez en forma pública a la acusación que pesa sobre su novio y dijo sentirse "mal y con el corazón afligido".


"Creo que no hay palabras para expresar los sentimientos. Lo que sí que estamos con mucha fe de que todo esto salga adelante, salga bien y podamos demostrar lo que nosotros creemos y sabemos lo que es", expresó la modelo en una comunicación con Canal 13.


El caso


La causa se inició en abril luego de que la madre de la menor denunciara los hechos ante la Justicia.


Según fuentes allegadas a la investigación judicial, la niña le contó a su familia lo que le ocurrió después de que su hermano se diera cuenta de que estaba chateando con Fabbro; las conversaciones quedaron registradas en audios que fueron aportados como prueba a la causa.


Fabbro está imputado por "abuso sexual agravado por el vínculo" y según consta en el oficio girado a Interpol los hechos habrían ocurrido entre los 6 y los 11 años de la niña.


El futbolista también está bajo la lupa de la justicia paraguaya, donde una fiscal lo imputó por abuso sexual de una niña de 5 años y pidió su captura internacional. La madre de la menor denunció que Fabbro pretendió obligar a su hija a practicarle sexo oral.