Deportes
Lunes 09 de Abril de 2018

Un equipo en el Rincón de los recuerdos

En el Torneo del Interior de 1995, Rincón del Atuel realizó una gran campaña con una particularidad. La clasificación se definió por sorteo

Una campaña inolvidable tuvi el equipo de Rincón del Atuel, que escribió una página histórica en el torneo del Interior de 1995 donde quedó muy cerca del ascenso.
Fue la décima y última edición de este certamen que otorgaría una plaza para disputar el campeonato de Primera B Nacional a un equipo indirectamente afiliado a la AFA.
Los equipos provenían de las distintas ligas regionales y al ser el único torneo para estos equipos, no incluía descensos.
Luego de este torneo, el Consejo Federal comenzó con la disputa de una tercera y cuarta categoría a las que denominó Argentino A y B, respectivamente.
En la competencia correspondiente a la temporada 1995 el representante del fútbol sanrafaelino fue Rincón del Atuel.
La campaña
El debut, en el grupo 4, del equipo conducido por Juan Carlos Cano se produjo el 8 de enero con un triunfo ante Jorge Newbery de Villa Mercedes por 3 a 2.
Tras una segunda jornada donde tuvo fecha libre el elenco de camiseta verde cayó en su visita al parque General San Martín (primer juego fuera de casa), fue 0-2 ante Gimnasia y Esgrima de Mendoza.
El cuarto capítulo tuvo el clásico sureño con victoria de Rincón sobre el Sport Club Pacífico de General Alvear por 2 a 1.
En la quinta fecha, el conjunto sanrafaelino perdió en San Juan frente al Sportivo Desamparados por 1 a 0.
El inicio de la segunda rueda fue positivo para el elenco de la Primavera ya que igualó 1 a 1 ante el Pitojuán en suelo mercedino.
La buena racha se mantuvo y en casa superó al lobo mendocino por 2 a 0.
No obstante en el anteúltimo capítulo Rincón perdió en casa del Lobo alvearense por 2 a 0.
Y en la última fecha goleó a Desamparados por 5 a 3. Un partido recordado sobre todo porque el dueño de casa tuvo que cambiar de camiseta ya que su rival presentó una casaca similar. Por eso el local jugó con la de Huracán y tras ese gran resultado la siguió usando el resto del torneo.
El primer clasificado fue precisamente Desamparados que totalizó 10 puntos. Mientras que Rincón y Gimnasia igualaron en 9 unidades.
Increíble pero real
En esa época el reglamento no establecía sistema de desempate por goles o algo similar sino por sorteo.
Por lo tanto en esa definición el vil metal favoreció a los sanrafaelinos que de esta manera accedieron a la siguiente instancia.
La segunda fase del torneo comenzó el 5 de marzo con la victoria de Rincón en San Juan ante el Desamparados por 2 a 1.
Siete días más tarde el equipo de San Rafael, en casa y ante su gente, empató 1 a 1 con Bartolomé Mitre de Posadas.
En la jornada siguiente tras un largo viaje Rincón perdió con Rosamonte de Apóstoles, Misiones, por 1 a 0.
Luego recuperó la memoria venciendo como local a Desamparados por 3 a 0.
En un partido clave que se disputó en suelo misionero, Mitre y Rincón del Atuel terminaron 2 a 2.
Y en la última fecha, ante un gran marco de público que asistió al "Gigante" de Pueblo Diamante, el local igualó sin goles con Rosamonte.
Otra vez el sorteo definió la historia y en esta ocasión la moneda favoreció a Mitre de Posadas.
Sin embargo eso no empañó una campaña espectacular.

Comentarios